Scooters eléctricos: El nuevo dilema del transporte

CrónicasSociedad

Luego que el Ministerio de Transporte y Comunicaciones prohibiera el acceso de los scooters en las veredas, se generó una polémica en torno al uso de estos y su regulación.

Fotografía tomada de ‘La República’

Escribe: Fabrizio Jauregui
Follow @PS_UPC

Si algo caracteriza a Lima es su transporte, la mayoría de ciudadanos parece estar de acuerdo en lo caótico del sistema de transporte y que las soluciones no aparecen. Enormes colas, sonidos de claxon, gritos, peleas y chalecos amarillos, son algunos de los elementos que encontramos al transitar las principales avenidas de la ciudad. Por un momento la atención se centró en un medio alternativo, una ola de vehículos verdes invadieron las ciclovías y veredas de distritos como San Isidro y Miraflores. La tecnología parecía brindar una alternativa interesante y saludable para contrarrestar el tráfico diario.

Lo que inicio como una gran iniciativa se convirtió en el nuevo dilema de la problemática del transporte en Lima: los scooters eléctricos.  Por un momento los colectivos, ‘combis’ informales y los motorizados de las empresas de delivery, pasaron a segundo plano. Este moderno medio de transporte acaparaba las redes sociales y se presentaba como una alternativa amigable. Un vehículo ecológico y rápido se convirtió en el favorito de los usuarios de distritos como Miraflores, San Isidro y Barranco.

Era común encontrar por la avenida Arequipa a varios usuarios montados en estos vehículos. Muchos lo utilizan para ir a su trabajo, para ver a los amigos o simplemente para ir de compras. Mauricio Fernández trabaja en atención al cliente y por un momento dejó la bicicleta para probar este medio de transporte.

“Es una buena idea para fomentar el transporte ecológico, la mayoría de nosotros tratamos de contribuir al mundo a través de nuestro trabajo o mediante los medios de transporte, evitamos utilizar cosas como motores o gasolina. Es una lástima que el Estado y el municipio no apoyen eso”, sostuvo Mauricio quien ahora prefiere movilizarse en bicicleta.

Estas medidas correctivas empezaron a aplicarse después del accidente que ocasionara uno de estos scooters en San Isidro. El lunes 22 de abril, Ana Rivera (63 años) fue embestida por un scooter de la empresa ‘Movo’, manejado por un joven. La señora quedó internada de gravedad y el debate volvió a surgir, sobre todo porque el joven circulaba por una vereda y a excesiva velocidad.

San Isidro suspendió de forma temporal el uso de los scooters y exigió que la empresa cumpla ciertas obligaciones, entre ellas no circular en vías metropolitanas y que se reduzcan la velocidad de estos equipos. Por su parte, el Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC) emitió una resolución que prohíbe su circulación en la veredas, pasajes, áreas verdes y pasos peatonales. El municipio de Miraflores fue más drástico, emitió una ordenanza que “regula y promueve la convivencia en espacios públicos”, una de las multas alcanza los 4,200 soles (1 UIT), la cual será aplicada a los usuarios que se movilicen con scooters o bicicletas en las veredas.

Los problemas vigentes

Estas medidas trajeron mucha polémica, por una parte los usuarios de scooters en Miraflores prefieren no opinar al respecto. Mientras que algunos usuarios creen que el municipio debe enfocarse en otros problemas como el transporte informal: los colectivos que pasan en la Avenida Arequipa o las llamadas combis ‘piratas’ que invaden el distrito en las madrugadas.

A pesar que Mauricio menciona el problema de la contaminación, también hace énfasis en los medios de transporte público y privado que cuentan con infracciones y cometen faltas a diario.

“No estamos preparados”

Por otra parte, Carolina Del Águila, estudiante, tiene una posición diferente sobre el uso de los scooters, “los usé para circular por la avenida Salaverry, pero creo que Lima no está preparada para tener este tipo de sistema. En un futuro pueden ser útiles pero todavía no estamos preparados”, sostuvo.

Salaverry y Arequipa son dos de las principales avenidas en Lima que cuentan con ciclovías. San Isidro y Barranco también implementaron modelos similares. Los usuarios de scooters utilizan estos espacios para hacer su recorrido habitual. Pese a las restricciones y los últimos acontecimientos, algunos circulan por estos lugares sin las medidas de protección básicas como el casco. Además, por ahora Miraflores es el único distrito que trata de regular el tema del acceso, esto a través de registros y medidas que le permitan identificar a los conductores.

Mientras hay posiciones encontradas entre los usuarios y a pesar de las medidas tomadas por las autoridades, todavía no se tiene un panorama claro respecto a la regulación del transporte público. Por ahora, seguiremos viendo las calles llenas de colectivos, ‘piratas’ y scooters eléctricos.