Sin Maduro y sin Trump, la Cumbre seguirá

InternacionalPeriodismo
  • Este 13 y 14 de abril se realizará la VIII Cumbre de las Américas en Lima. A pesar de la inasistencia de dos presidentes, la agenda de dicho encuentro debe continuar.

Redacción: D’yanira Moscoso

Algunas personas se preparan para el feriado y otras, como el nuevo presidente Martín Vizcarra, para una de las reuniones interamericanas más importantes: La VIII Cumbre de las Américas. Esta asamblea es un intermediario para tratar temas políticos, económicos y sociales.  “Es, más que todo, protocolar para tener una agenda que aborda los desafíos urgentes en todo el continente de América”, precisó Elmer Sánchez, Magister en Economía y Políticas Públicas por la Universidad de Queensland, Australia, y docente en la Universidad de Lima.

 

Después de que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, confirmaran su ausencia en la cumbre; los demás países invitados podrían verse tentados a no asistir. “El hecho de que (Trump) no venga, la hace menos atractiva”, puntualizó Sánchez. Sin embargo, en representación de los Estados Unidos, vendrá el vicepresidente Mike Pence.

 

Según señaló la Casa Blanca, la repentina decisión, tres días antes de la asamblea, correspondería a algunos asuntos pendientes con el último atentado en Siria que, se especula, fue con armas químicas. En el caso de Maduro, sería un simple rechazo a dicho encuentro, pues, la considera “ una pérdida de tiempo”.

 

Además, el profesor Sánchez subrayó que el rechazo de Trump no sorprende en lo absoluto. “La actitud del mandatario estadounidense con respecto a Latinoamérica es una señal adicional de su visión en contra de los latinoamericanos”. Y que “lo sorprendente es que es la primera vez, desde su inauguración en 1994, que se realiza una cumbre sin un presidente de los Estados Unidos”, agregó.

 

La Cumbre de las Américas inició siendo una reunión interamericana para generar la democracia y el libre comercio. Sin embargo, con el paso de los años, se trataron temas como la educación, la pobreza y las drogas. Este año, el sexto foro tiene como eje central discutir sobre la intensa lucha contra la corrupción en el continente. Y el Perú, siendo uno de los países donde la corrupción se apoderó de mucho mandatarios, “es de suma importancia”.