Tan brillante como el sol

Covid19Economía

Foto: Depositphotos (editado)

La moneda nacional goza de estabilidad a pesar del impacto del covid-19 en Perú.

Escribe: Luis Maraví

El Banco Central de Reserva ha gozado de solidas gestiones y, con ello, ha contribuido al fortalecimiento macroeconómico del Perú. Debido a esto, el sol ha sido la moneda menos afectada por la crisis del covid-19, con una devaluación en los últimos 6 meses que fluctuó el 1.85%. En contraste, el real brasileño, la más afectada, en el mismo período de tiempo se depreció en 40%. Según el Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, el numerario nacional demostró durante el 2019 ser “extremadamente resistente” a la coyuntura local y global.

Las cifras son muy importantes y alentadoras, pues transmiten seguridad en la ciudadanía y al empresariado. Del mismo modo, reflejaría la razón por la cual el estudio realizado por la prestigiosa revista The Economist, considera al Perú entre las 4 economías más fuertes para enfrentar al nuevo coronavirus, solo superados por Botsuana, Taiwán y Corea del Sur. Países como Rusia y China se encuentran en el quinto y décimo lugar, respectivamente, en el ranking que considera los índices de deuda pública y extranjera, costo de endeudamiento y reservas.

Sin embargo, no todas las noticias son positivas para el país en materia económica, pues según la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) del INEI existen 1.5 millones de hogares vulnerables, los cuales corren el riesgo de volver a la pobreza. Además, miles migrarán al sector informal. Por ello, el Estado tiene el gran reto de contener la situación durante los próximos meses, hasta que todo se regularice y la situación de los peruanos, pero sobre todo de aquellos que más lo necesitan, pueda mejorar. Para lograr este objetivo, el ministerio de Economía y Finanzas ha ofrecido bonos, los cuales no han sido suficientes para mitigar el impacto, y ha puesto en marcha el plan Reactiva Perú.

Tomás Reto, economista y asesor de la Municipalidad de Lima, aseguró que el Gobierno tiene la responsabilidad de ofrecerle al empresariado la seguridad sanitaria que impediría un rebrote del covid-19. De esa manera, el plan de reactivación se llevaría de forma óptima en todas sus fases, sin temor a retroceder. Además, indicó que existe la gran oportunidad de que, cuando se termine la pandemia, ingrese nuevo capital y aumente el empleo formal. Además, el Fondo Monetario Internacional predijo un aumento del 5% en el PBI para el año 2021 y, con ello, la reducción de la pobreza. Al parecer, el sol seguirá brillando.

Si te gustó esta información, no dejes de leer “Decisiones tensas” en la revista Punto Seguido. En ese reportaje se abordará las determinaciones del Gobierno en materia económica en medio de crisis sanitaria generada por el nuevo coronavirus.