Trastornos mentales en cuarentena: Un virus silencioso

AislamientoCoronavirus

 Desde que se decretó el confinamiento por la pandemia del COVID-19 en el Perú, los niños se han visto restringidos de poder hacer sus actividades con normalidad afectando su salud emocional.
.

El confinamiento ha hecho que los problemas de interacción social se acentúan aún más en los niños. Foto: Andina

Escribe: Valery Obregón  

Las restricciones por la pandemia ha repercutido severamente en la salud mental de los niños generando cambios en su comportamiento. Un estudio publicado en la revista JAMA Pediatrics, detalló el impacto mental que ha tenido el aislamiento social obligatorio. Los datos revelan que la cifra incrementó un 5% en el número de síntomas de ansiedad y depresión en los infantes.

Hay menores de edad que desde marzo no salen de casa como medida de seguridad ante el temor de que puedan contraer el nuevo coronavirus. Los meses de confinamiento y el no saber lo que pasará les provoca tristeza, ansiedad, fatiga y cuadros de estrés. Abigail, una niña de ocho  años, comenta que  le ha sido difícil adaptarse a la nueva modalidad de clases virtuales y prefiere asistir a su colegio para compartir con su profesora y sus compañeros. Micaela, de siete años, manifiesta que le molesta no poder salir a jugar  junto a su familia como lo hacían antes.

Un informe del Minsa, señala que los niños han desarrollado dificultad para articular sonidos, alteraciones en la fluidez del habla y  problemas en la adquisición del lenguaje expresivo o comprensivo. Sin embargo, los niños con patologías previas serían los más vulnerables ante los efectos del confinamiento, esto resulta preocupante, ya que más de 15 mil personas en el Perú tienen Trastorno del Espectro Autista (TEA), y de ellos el 90 % es menor de 11 años, según datos del Ministerio de Educación (MINEDU).

¿Qué hacer?

El psicólogo clínico Augusto Valdivia hace énfasis en la importancia de que los padres mantengan el diálogo con los menores, transmitiéndoles tranquilidad y explicándoles el motivo por el cual estamos confinados, ya que al ocultarle la realidad, “lo que estaríamos haciendo es poner al menor ante una situación desventajosa y de confusión”, afirma el especialista.

Por otro lado, el experto recomienda ser vigilantes ante los peligros del internet y supervisar la actividad digital de los menores, puesto que al disponer de mucho tiempo libre pueden caer en la adición de los videojuegos.

Finalmente aconseja requerir la ayuda de un profesional para evitar que los síntomas se agraven y evitar consecuencias a largo plazo.

En PUNTO SEGUIDO hemos entrevistado al especialista en psicología clínica Augusto Valdivia, para que puedas conocer más sobre las consecuencias del confinamiento en los pequeños del hogar, así como también sus curiosas opiniones.