Umberto Jara explora el rol de la mujer en Sendero Luminoso

PolíticaSociedad

El periodista revela en su reciente libro Abimael: el sendero del terror datos poco conocidos de cómo manejaba Guzmán su sanguinaria organización.

La noche del miércoles, el Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social (LUM) abrió sus puertas a decenas de invitados en lo que fue la presentación del libro Abimael: el sendero del terror. (Foto: Vary H. Silva Serrot).

 

Redacción: Alexandra Ojeda

Publicaciones como Ojo por ojo: la verdadera historia del Grupo Colina (2003) o Historia de dos aventureros: la política como engaño (2005), han hecho de Umberto Jara un importante referente en la documentación política e histórica del Perú. Siguiendo esta línea, el abogado y periodista publica este año Abimael: el sendero del terror, un recuento de los momentos más importantes en la vida de Guzmán y el inicio de las acciones terroristas de Sendero Luminoso (SL).

A diferencia de ediciones pasadas acerca del líder senderista, la nueva propuesta de Jara se distingue por revelar hechos inéditos en la biografía de Abimael Guzmán y por resaltar la participación de su primera esposa, Augusta La Torre, dentro de la organización.

El conversatorio tuvo como ponentes al ex viceministro de Inteculturalidad Iván Lanegra, al analista político Carlos Tapia y al economista Stephan Gruber. (Foto: Vary H. Silva Serrot).

Más sobre Guzmán

Durante su intervención, el docente universitario Iván Lanegra destacó la particularidad del libro en cuanto al aporte de datos desconocidos sobre Abimael. “En la parte de Guzmán, se concentra una biografía inédita; y en la de La Torre, se reconstruye su participación en base a testimonios de terceros”, aseguró.

En ese sentido, el autor hizo hincapié en la importancia de seguir investigando el perfil del líder terrorista, sobre todo en el ámbito psiquiátrico. “Todavía no se ha hecho el estudio adecuado del lado psiquiátrico de Abimael Guzmán, por lo que se tiene que entrar al territorio del análisis psicológico”, afirmó Jara.

El rol femenino

Por su parte, el editor asistente de la revista académica del Departamento de Economía de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) Stephan Gruber, recalcó el rol femenino en SL. “Lo nuevo en este libro es ver cómo los roles de La Torre e Iparraguirre fueron, posiblemente, indispensables para la fundación de Sendero y su funcionamiento durante la guerra”, manifestó.

Asimismo, el ingeniero Carlos Tapia aseguró que “eran tres los que conducían Sendero Luminoso: Abimael Guzmán era el ideólogo; Augusta La Torre, la política que ordenaba el ataque; y Elena Iparraguirre, la que organizaba”.

Finalmente, Umberto Jara concluyó que la falta de atención a las necesidades del país es la causa principal del surgimiento de organizaciones como Sendero Luminoso. “El problema está en las desigualdades. Ayer fue Sendero, mañana puede ser un movimiento religioso o místico. Hay que trabajar en ello”, sentenció.

Abimael: el sendero del terror ya se encuentra disponible en todas las librerías de la capital.