Una iniciativa para unir a la sociedad

CulturaSociedad

Patricia Pozo Fachín cierra con éxito el primer año de Manos que hablan y hablan.

Alumnas del nivel básico con su certificado de Manos que hablan y hablan. Fotografía: Daniela Coquis.

Por Daniela Coquis

El día de ayer, viernes 26 de mayo, se realizó la clausura de los talleres de lenguaje de señas peruanas, “Manos que hablan y hablan”, organizado por Patricia Pozo Fachín, fundadora de la Asociación Cultural para una Discapacidad Auditiva Responsable, quien en agosto del año pasado abrió por primera vez sus puertas en el Club de Leones Papa Juan XXIII.

Estos talleres surgieron por iniciativa propia de la fundadora quien nació sorda y ha presenciado la falta de oportunidades para personas con discapacidad en el Perú. Es por eso que decide regresar de los Estados Unidos después de 20 años aproximadamente y hacer lo que nadie más se atreve.

Desde pequeña se dio cuenta que no había una buena educación para personas con discapacidad auditiva y considera que es por la falta de concientización en nuestro país. A diferencia de Estados Unidos, que ofrece el acceso a intérpretes con facilidad en todos los colegios y universidades, así como teléfonos especiales para sordos y salud gratuita.

Ahora enseña Lenguaje de señas peruanas a oyentes para formarlos como personas inclusivas en la sociedad. Estas mismas clases se dividen en tres niveles: básico, intermedio y avanzado, con duración de tres meses cada uno. Por otro lado, está en avance su próximo proyecto: escribir un libro de lenguaje de señas con ilustraciones para que todos puedan adquirirlo.

Próximamente en agosto estará abriendo de nuevo sus puertas de Manos que hablan y hablan.