Verónica Ferrari: Activista LGTB, feminista y nueva política de izquierda

Política

Verónica Ferrari, una de las mujeres lesbianas y activistas más conocida dentro de la comunidad LGTB, cuenta acerca de su nueva experiencia de pertenecer al partido político “Nuevo Perú”.

(Foto/ Moisés La Rosa)

Redacción: Moisés La Rosa Muñoz

Verónica Ferrari, una de las mujeres que lucha por los derechos de la comunidad LGTB está incursionando en una nuevo partido: Nuevo Perú. Una mujer lesbiana, que tiene una hija y ahora vive haciendo activismo y participando en marchas sociales, está como integrante de este grupo político liderada por Verónika Mendoza. Si le llegaran a ofrecer un cargo representativo como congresista no tendría problema en aceptar el reto. Ser parte del Parlamento es necesario para todas las personas lesbianas, gays, transexuales y bisexuales.

 

-¿Cómo fue que te animaste a formar parte del partido del Nuevo Perú? 

Me propusieron hace un tiempo ser parte de una organización política anterior a esta (Nuevo Perú) que era “El Movimiento por el Nuevo Perú” y luego se convirtió en “Sembrar”, y ahora es una de las organizaciones que pertenece al “Nuevo Perú” que vamos forjando. Ya estoy 4 años. Pero  este partido es reciente y es una confluencia de intereses, dentro tenemos varias organizaciones políticas y  a una de esas es a la que pertenezco en estos momentos.

-Este grupo también está conformado por integrantes que son y salieron del “Frente Amplio”, ¿cuál es la diferencia entre estos dos partidos?

En general, el Nuevo Perú defiende de manera muy tenaz las luchas feministas, luchas de movimiento LGTB y otras disputas que son ya características de nuestra sociedad, como los derechos laborales, estudiantiles, salud, etc. Al fin y al cabo todos somos de izquierda, pero justamente se creó énfasis en estas riñas de estos tiempos y es lo que diferencia al Nuevo Perú de otras organizaciones de izquierda. Además, lo que determina al Frente Amplio es “Tierra y Libertad” que es una organización más ecologista por ejemplo y que son mayoría ahí. Y creo que debe haber más organizaciones allí adentro porque creo que lo único que quedó del Frente Amplio fue “Sembrar” y “Tierra y Libertad”.

-El Nuevo Perú está conformado por varias feministas y esto es como una nueva tendencia de grupo a diferencia de los demás partidos.

Sí, lo que sucede dentro del Nuevo Perú es que el feminismo no es que sea 100% aceptado sino que es una disputa constante, fuerte y que impacta en la forma en que estamos organizándolo pero no es una riña que sea fácil tampoco. Viene mucha gente de muchas organizaciones que no han pensado en el tema de las mujeres, que nunca les ha importado esto como prioridad, y que pueden minimizar la importancia de esta lucha. Así que igual sigue siendo una batalla, solamente que sí nos reconocemos como feministas.

-¿Cuál es el rol que desempeñas dentro del partido?

Ahora no tengo un rol muy activo pero apoyo en comunicaciones. Soy de dos sectoriales que son diversidades y mujeres; y también hay sectoriales territoriales. Pero como voy de un lado a otro no puedo estar en un territorio como por ejemplo lo que son las territoriales distritales de Lima, las regionales.

-¿Cuál es la sede central del Nuevo Perú?

Tenemos un local ubicado en Lince y también en Plaza Bolognesi, en el local del partido socialista. Este se encuentra dentro del Nuevo Perú.

-Aún no tienes un rol activo dentro del partido pero, ¿a ti te gustaría ser congresista si es que se te llegaran a dar la oportunidad y desempeñar ese rol?

A mí lo que me gustaría hacer es escribir novelas y hacer activismo, seguir haciendo lo de la escuela feminista. Pero si dentro de las tareas que hay que hacer en el partido y parece ser beneficioso para la agrupación que yo postule algún tipo de cargo representativo, yo no me opondría. No es que sea mi sueño, mi fantasía. Lo que sí es mi sueño es que haya más representantes lesbianas, gays, trans en el Congreso. Lesbianas que estén fuera del clóset porque hay bastantes que son ocultas y que haya una dentro del Congreso me parecería impactante, una mujer “trans”, un hombre “trans”. Por la carga simbólica que significa tener un congresista LGTB representando a los peruanos.

– ¿Qué leyes promoverías?

Una ley contra la discriminación, que tenga acciones bastantes puntuales y duraderas contra la homofobia y transfobia. Seguiríamos promoviendo el matrimonio igualitario, la ley de identidad de género que es algo que necesitamos. Una serie de medidas sectoriales en los ministerios, que el INEI nos haga un censo donde tomen en cuenta a las personas LGTB y justo ahora que también en pocos días harán uno. Ahí van a censar a un montón de gente LGTB y van a representarla como si no fueran pareja, como si no fueran familia y eso es sesgar, manipular y desinformar a la población.

-Lima es una sociedad donde hay homofobia. ¿No crees que esa característica sea determinante para representantes LGTB que quieran entrar al Congreso?

Tenemos dos congresistas gays que han sido elegidos por voto popular y más allá que haya una población homofóbica, también hay una gran cantidad de gente que quiere ser representada por personas gays o lesbianas. Todo es posible. No vamos a tener todos los votos del mundo, pero si serán bastantes.

-Verónika Mendoza es la líder de Nuevo Perú. ¿Cómo sería un eventual gobierno de ella?

Sería un gobierno más preocupado por la gente más pobre, más vulnerable y buscaría restituir todos los derechos que nos ha quitado los gobiernos de derecha. Un gobierno donde habría prioridad sobre la lucha de las mujeres contra la violencia, que protegiera a los niños y niña de la desigualdad. Se lucharía contra la corrupción. Sería algo muy diferente a lo que conocemos.