Voley peruano: el retorno a las canchas

Deportes

“Volver me emociona mucho, al borde de las lágrimas. Es nuestra pasión, nuestra familia, todos quieren regresar” Eduardo Romay, capitán de la selección masculina de vóley (Foto: Freepik) 

Equipos federados se encuentran a un paso del regreso a los entrenamientos presenciales, pues los protocolos fueron aprobados por los entes reguladores.

Escribe: Marjorie Schlaefli

El vóleibol obtuvo luz verde por parte del Ministerio de Salud (MINSA) para el retorno a la presencialidad. A pesar del alto riesgo de contagio, el Instituto Peruano del Deporte (IPD) aprobó el protocolo de bioseguridad presentado por la Federación Peruana de Vóleibol (FPV) la tercera semana de mayo y el MINSA lo hizo el pasado 04 de junio. “Es una noticia que nos alegra y nos compromete a tomarlo con calma y mucha precaución, todavía la enfermedad continúa entre nosotros”, señaló Pilar Gonzales, presidenta de la FPV, en un comunicado oficial.

La noticia fue anunciada por el IPD, este incluyó también a otras disciplinas como fútbol, levantamiento de pesas, tenis, bádminton, fisicoculturismo, karate, lucha, triatlón, golf, tabla, vela, canotaje, patinaje y squash.

El protocolo contempla cuatro fases de reinicio para asegurar la salud de los deportistas. En primer lugar, la realización de exámenes previos, uso exclusivo de vestuario y el entrenamiento con distancia social, durará cerca de 28 días. Con esta etapa se busca mejorar las condiciones de los atletas mediante ejercicios de intensidad media y acostumbrarlos a ciertos hábitos, como el lavado de manos constante.

En la segunda fase, los entrenamientos aumentarán de intensidad, se practicará en grupos pequeños de 3 o 4 personas y se eliminará el uso de mascarillas por la inestabilidad que crea en los atletas, aunque esta etapa se encuentra condicionada a los cambios en las cifras de contagios que presente el país.

En una tercera fase, las actividades se darán en grupos de ocho personas y comenzará el ejercicio de táctica y el regreso a los planeamientos técnicos. Finalmente, el regreso tan esperado a las competencias y entrenamientos normales, nuevamente, esto sólo se dará en caso de que la curva de infección lo permita.

Actualmente, la rutina de la selección se basa en una reunión semanal, ella se da por medio de la plataforma Zoom para cuadrar rutinas, entrenamientos y cualquier duda de los miembros. Eduardo Romay, capitán de la selección masculina, explica que las prácticas se basan en ejercicios diarios supervisados por especialistas. “Se entrena de lunes a domingo, no distinguimos días, esto no es así. A parte, como estamos ahorrándonos el trabajo de cancha de saltar tanto, la parte física tenemos que compensarla”.

Asimismo, se envían reportes diarios al IPD con las rutinas, aunque el trato entre jugadores ya no es presencial, las responsabilidades del equipo no se han visto modificadas. Como es el caso del capitán que aún gestiona operaciones como la elección de uniformes, comunicación con la presidenta de la FPV, regulación de pagos, coordinaciones con la Dirección Nacional de Deporte Afiliado, entre otros.

Aún no hay noticias oficiales sobre el reinicio de la liga, pues es un evento con público y, debido a la coyuntura, no se podrán solventar gastos al no manejar derecho de entrada, aunque la presidenta de la FPV confirma que ya se está trabajando en un plan para su regreso, pero por medio de transmisiones televisivas.

Flavia Montes, jugadora de la selección y del club Universidad San Martín, señala que “lo importante aquí es nuestra salud. Yo estoy segura de que el club está haciendo todo lo posible para que nosotras estemos bajo cuidado para llegar al entrenamiento”. Además, mantiene altas expectativas con el reinicio de la liga, pues las jugadoras se encuentran comprometidas con el público para brindar un buen espectáculo a través de las cámaras.