¿Y los otros deportes? ¿Cómo entrena Thallia Mallqui en tiempos de COVID-19?

AislamientoDeportes

Foto: Andina

Los deportistas de alta competencia han visto afectados sus ciclos de entrenamiento. Los torneos han sido postergados. Tokio 2020, incluso, optaría por el 2021. La crisis lo demanda. ¿Cómo mantienen la condición física los deportistas?,¿cómo les afecta el confinamiento social?

Escribe: Matt Apolinario

Thalia Mallqui obtuvo la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos 2019. Aquello fue toda una odisea. La luchadora se recuperaba de una operación en el hombro realizada el 2018. Cierta capacidad de reinvención caracteriza a la deportista. Recientemente, participó en el preolímpico de Ottawa (Canadá). El inicio de la crisis mundial por el COVID-19, el cierre de fronteras y el aislamiento social obligatorio, inició cuando ella estaba en Canadá.  Ahora, Thalia, como muchos deportistas, hace frente a una limitación ajena, no personal: el confinamiento social obligatorio. ¿Cómo lo lleva?

“La planificación estaba basada en participar en torneos preolímpicos para Tokio 2020. Es decir, se priorizaba los campeonatos panamericanos de Canadá. En caso no se clasifique, quedaba al campeonato de Bulgaria”, dice Thalia Mallqui, ante la pregunta por el plan estructurado para el 2020. Los macro ciclos (programas de entrenamiento que comprenden varios meses) estaban planificados en función a tales competencias.

“No sólo me afecta a mí, sino a todos los atletas en el mundo de la lucha, también. Porque no se puede ni entrenar bien. De todas maneras, lo sigo haciendo. Mi preparador me envía una rutina de ejercicios y si me falta algo, improviso”, contesta la luchadora, cuando es cuestionada por el cambio de la rutina. Asimismo, mantener el peso no le resulta relevante, cabe considerar que las categorías de competencia son por pesos.

Thalia estaba en Canadá cuando los gobiernos empezaron a decretar el aislamiento social obligatorio. En medio de la competencia preolímpica, dice Thalía, se supo del caso de un deportista cubano, quien había dado positivo a la prueba de COVID-19. La delegación peruana no supo dónde contrajo el virus aquel deportista.

El panorama inmediato y a futuro se encuentra sombrío e incierto. Las medidas cambian tan pronto como la crisis lo demanda. “Aún no sabemos nada de cómo se hará para entrenar. Estamos a la expectativa de lo que dice el presidente. En este momento, lo primero es cuidar nuestra salud y la de las personas que viven con nosotros”, señala Thalia.