Yanacoto: un pueblo olvidado

Sociedad

Yanacoto es una cadena de cerros donde habitan alrededor de 700 familias, las cuales lo han perdido absolutamente todo.

(Foto: Alvaro Sebastián García)

Redacción: Álvaro Sebastián García


“Un lugar no apto para habitar”, es así como las autoridades municipales han denominado a Yanacoto: un centro poblado que se encuentra ubicado en el distrito de Chosica. Es uno de los lugares dentro de Lima que se vio seriamente afectado por el fenómeno del ‘Niño Costero’, que tras su paso dejó penumbra y desolación.

Yanacoto es literalmente una cadena de cerros donde habitan alrededor de 700 familias, las cuales lo han perdido absolutamente todo. Incluso muchas se han quedado sin un techo donde cobijarse por las noches. Aun así, se rehúsan a abandonar el lugar, pues conservan la esperanza de que las autoridades finalmente terminen devolviéndoles la tranquilidad donde vivían.

(Foto: Alvaro Sebastián García)

Los pobladores de Yanacoto, entre lágrimas, recuerdan cómo este fenómeno monstruoso arrasó con todo lo que se topaba. Recuerdan sus pertenencias siendo llevadas por la feroz corriente. Recuerdan a muchos de sus animales – perros, cuyes y gallinas – intentando escapar de las turbulentas aguas sin éxito. Recuerdan lo que era su querido y humilde poblado antes del huaico y, cuando abren los ojos, se encuentran con una triste realidad: un lugar que aún padece de los estragos ocasionados por el fenómeno. Un fenómeno que, según ellos, no se había visto nunca por esos lares.

Pobladores que habitan por más de dos décadas en este lugar nos cuentan acongojados cómo han tenido que ingeniárselas para sacar adelante a su destruido Yanacoto. Son ellos mismos quienes se han encargado de remover con sus propias manos las piedras, basura, madera, maleza y demás; ya que, aseguran: “las autoridades se han olvidado de nosotros”. Denuncian que no han recibido la ayuda suficiente y que ni siquiera el COEN se ha sensibilizado con su situación: “nos dijeron que no pueden ayudar a Yanacoto porque es una zona no apta para vivir”.

Entre lágrimas, nos piden ponernos la mano en el corazón y socorrerlos. Solo vociferan una palabra en común: ¡Ayuda!

(Foto: Alvaro Sebastián García)

El huaico arrasó no solo con sus pertenencias, sino también con sus ilusiones y ganas de vivir. Yanacoto es un centro poblado que necesita mucha ayuda; que, hasta la fecha, no ha visto a las autoridades locales aproximarse a las partes más altas para tomar acciones efectivas. Sin embargo, no pierden las esperanzas. Ellos siguen esperando un final feliz.