Cuando las consultas médicas controversiales pasan al terreno virtual

EuropaMedicina
La rápida propagación del covid-19 hace que las consultas médicas presenciales sean riesgosas. La telemedicina es una reciente modalidad que brinda la opción de realizar citas con especialistas desde la comodidad de tu casa. Es así como también se realizan y se supervisan los teleabortos.

Foto: Freepik

Escribe: Sharon Chávez López

Debido a la crisis epidémica que atraviesa el mundo y las medidas de cuarentena que han tomado la mayoría de gobiernos, el acceso a la salud pública se ha visto afectado. Es por ello que, en ciertas partes del mundo donde el aborto es legal, han optado por brindar el teleaborto a las mujeres que deseen interrumpir su embarazo. A diferencia del Perú, donde es ilegal, las pacientes con menos de 10 semanas de gestación tienen la opción de llevar un aborto médico desde casa a través de las píldoras abortivas.

En Perú

El aborto en el Perú esta penalizado, desde el primer Código Penal de 1863 hasta el actual de 1991, inclusive el acto puede ser llevado a juicio, sancionando a los implicados. De acuerto al artículo 119 del Código Penal, el aborto es legal cuando es el único medio para salvar la vida de la gestante o para evitar daños en su salud.

¿Qué es?

No es mentira que el acceso al aborto es un tema complicado a nivel mundial que genera polarización. Ahora imagínese la situación en época del covid-19, donde múltiples países aplican la cuarentena obligatoria y el aislamiento social. En Australia, Colombia, Reino Unido, Canadá y algunos estados de EE.UU se aplica el teleaborto o aborto por telemedicina. Esto quiere decir que la paciente recibirá mediante un correo el kit de aborto y tendrá sus consultas de manera virtual, sin necesidad de recorrer grandes distancias hasta algun centro de salud.

¿Cómo funciona?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los abortos médicos se pueden realizar desde casa y ser controlados por la mujer que tenga un embarazo menor a las 9 semanas de gestación. La ginecóloga y obstetra estadounidense, Maureen Baldwin, colabora con la organización de investigación de la salud Gynuity y brinda un modelo de aborto por telemedicina a través de Telabortion. La doctora explica para BBC Mundo, que el primer paso es solicitar una ecografía para verificar el tiempo de embarazo y que este se encuentre por debajo de las semanas requeridas para recetar los fármacos. Se realiza una consulta por videoconferencia y luego proceden a enviar un correo con las dos pastillas certificadas para abortar: mifepristona y misoprostol.

El programa Telabortion funciona en 13 estados de EE.UU, pero tras la crisis por la covid-19 se incorporaron dos estados más: Illinois y Maryland. La médica y portavoz de Gynuity, Elizabeth Raymond, menciona que en marzo y abril el número de mujeres que aborto a través del programa se duplicó en comparación a enero y febrero, además aclaro que trabajarán para expandirse a más estados los antes posible.

Las videoconsultas son realizadas por médicos con licencia para practicar medicina en los estados donde se envían los medicamentos. Físicamente los doctores podrían estar en cualquier otra parte del mundo, ventajas tecnológicas. TelAbortion cobra entre 200 y 375 dólares por las consultas y las píldoras, las pacientes deben pagar a parte un ultrasonido y pruebas de laboratorio en el centro de su preferencia. El programa creció tanto que en febrero el senado republicano presentó un proyecto de ley que busca prohibir el aborto por telemedicina.

¿Qué es la telemedicina?

Se le conoce así a la provisión de servicios médicos a distancia, estos se pueden dar por medio de llamadas telefónicas, mensajes, videollamadas y correo. El paciente recibe su consulta médica en la comodidad de su casa, a través de cualquier medio de comunicación antes mencionado. Este tipo de citas médicas favorece a las poblaciones rurales, que normalmente tendrían que viajar durante varias horas hasta llegar al centro médico más cercano.

Caso U.K.

A finales de marzo, tras la expansión del covid-19, el Gobierno Britanico aprobó la ley que permite a las mujeres abortar desde su domicilio por telemedicina. El Departamento de Salud y Asistencia Social del Reino Unido autoriza a las pacientes a tomar las dos píldoras correspondientes desde sus casas, siempre y cuando cuenten con menos de 10 semanas de gestación. Uno de los proveedores que ofrece el teleaborto es el Servicio de Asesoramiento sobre el Embarazo (Bpas), quienes el 9 de abril expandieron sus servicios a Irlanda del Norte.