Dióxido de Cloro, el peligroso químico que se promociona como cura del covid

UPC

Sustancia química peligrosa utilizada para tratar el covid 19 (Foto: Freepik)

Este compuesto se ha hecho famoso debido a que muchas personas piensan que este es un método de curación para la enfermedad del coronavirus. Sin embargo, los peruanos parecen no conocer los diversos riesgos que provoca ingerir esta composición artificial.

Escribe: Andrea Zavaleta

El mes pasado, los médicos del hospital Honorio Delgado ubicado en Arequipa, mostraron su preocupación e indignación por la gran cantidad de pacientes que habían sido internados por ingerir el componente denominado dióxido de cloro. Estos enfermos habían presentado problemas graves de insuficiencia respiratoria. Dichas personas creían que al tomar este compuesto podrían sanarse, sin embargo, esto los puso en una situación más riesgosa.

Según la Médica General María Alejandra Paz, cuando una persona absorbe el dióxido de cloro este ingresa automáticamente al organismo donde comienza a disociarse en oxígeno y en clorito e clorato. Ocurrido esto, el aire ingresará al estómago y se disipará, por lo que evitará que pase al torrente sanguíneo. Sin embargo, lo que sí se trasladará es el clorito y clorato de sodio que son sustancias tóxicas para la salud. Al pasar estas composiciones a la sangre lo que podría ocasionar es una metahemoglobinemia. Esta condición puede generar la disminución de la capacidad de transporte de respiración.

Además, Alejandra comenta que los individuos tras consumir este químico se pueden intoxicar, debido a que al incorporarse al cuerpo ocasiona quemaduras en las vías aéreas, así como también en el esofago. Pero no sólo originaría estos problemas; si un sujeto decide tomar dosis de concentraciones muy altas de esta sustancia podría causarle la muerte. Sin embargo, esto no debería suceder porque el uso del dióxido de cloro no es apto para el consumo humano, sino que este cumple la función de desinfectante.

La posición de la doctora se respalda en el reporte de la FDA (Organización Gubernamental de Estados Unidos) donde señala que ha recibido informes de personas que presenciaron imprevistos graves después de beber un producto de dióxido de cloro. Dichas personas mostraron falta de oxígeno, insuficiencia hepática aguda y ritmos cardíacos acelerados.

El peligro de consumir dióxido de cloro depende mucho de la cantidad que se ingiere. Este compuesto mayormente se utiliza para potabilizar el agua, donde la porción es muy baja que no llega a 0.8 partes por millón. Es decir, si una persona disipa esa ración mínima no provocaría efectos porque estaría tomando básicamente agua, sin embargo, si incurre a beberlo de manera constante si podría originar dificultades. En cambio, si una persona consume esta composición en proporciones altas, es ahí donde su condición va a ser perjudicial.