Gracias Coronavirus

CoronavirusOpinión

(Foto: Pixabay)

Taller de Periodismo de Opinión

Escribe: Rodrigo Ortecho 

La historia se escribe mientras redacto estas palabras, mientras las lees: nunca nos habríamos
imaginado estar en estas circunstancias. La cuarentena en la que todos nos encontramos ha
sacado a luz uno de los valores que tal vez nos habíamos olvidado: la familia. Hemos sido
forzados, de manera arbitraria, a la introspección y prudencia por una enfermedad que ha
llegado a todos los confines del planeta. No fuimos llamados a luchar en una guerra ni vivimos
una gran depresión, pero estamos socialmente aislados. No por los coches bomba o grupos
paramilitares, sino que el mundo se ha paralizado ante un virus que aún no logramos entender.

La convivencia nunca es fácil, seas quien seas, estés donde estés y ahora, todos estamos en
casa nos guste o no. Por ejemplo, en mi familia nunca hemos sido muy conscientes del otro,
siempre fuimos cada uno por nuestro lado, incluso en las reuniones familiares en las que solo
estábamos todos juntos a la hora de comer.

Es increíble que tuvo que suceder una pandemia mundial para que yo tome la posta en la
cocina y le prepare algo a mi papá. Diría que tenemos una relación bastante particular (quién
no con su padre).

Somos tan similares pero tan diferentes. Nos demostramos afecto, pero a nuestra manera y
nos entendemos sin tener que decir algo. En estos días en casa, me he dado cuenta (de) que
él es la persona que más me entiende, pero menos me ve. Antes nuestro único punto común
era el fútbol, ahora son las cosas que verdaderamente importan. En el pasado, sentarnos
juntos a ver algo que no era un partido de Universitario era todo un ritual, en el presente,
compartimos series, películas y libros. La cuarentena que alejó a todas las personas de mí, me
trajo más cerca a él. No somos perfectos, ni jamás lo seremos, pero a veces, una simple
palmada a la espalda de la persona que más importa es lo único que necesitas.

Siempre es importante sacarle el provecho a las situaciones negativas de la vida. Estos son los
días en los que entiendo mucho más, los días que todos debemos aprovechar… gracias
coronavirus.