La fe del pueblo peruano

Cultura

El Cristo de Pachacamilla derramó sus bendiciones a todos los asistentes que lo acompañaron en su recorrido en el Viernes Santo.

 

El Cristo Moreno llegó esta tarde a la Plaza de Armas acompañado de decenas de católicos. Foto: Mariaximena Tello.

Por Mariaximena Tello

En el marco de las celebraciones por Semana Santa, miles de fieles acompañaron a la imagen del Señor de los Milagros, la cual recorrió las principales calles del Centro Histórico de la capital. El Cristo Moreno partió del Templo de las Nazarenas a las 5:30 a.m. en dirección a la Catedral de Lima, ubicada en la Plaza Mayor.

El Viernes Santo, día más importante de la festividad religiosa que recuerda la muerte de Jesucristo, estuvo marcado por el olor a sahumerio que arropó el arrepentimiento y peregrinaje de sus seguidores, quienes estuvieron presentes desde muy temprano.

Por disposición del cardenal Juan Luis Cipriani, a partir de este año, el Cristo de Pachacamilla recorrerá el Centro de Lima, según indicó uno de los integrantes de la Hermandad Del Cristo De Nazarenas, asociación integrada por hombres y mujeres creyentes.

“Es un honor y privilegio para nosotros cargar el anda del Señor de los Milagros, sentirlo en nuestros hombros genera sentimientos de amor y cariño. No existen palabras para describir esta bendición”, expresó un cargador de las cuadrillas.

Rezos, llantos y manos alzadas comprueban la fe de cientos de peruanos. Aquellos que estuvieron presente en la procesión son testigos de la incesante afluencia de gente, de las confesiones de los fieles y de los milagros concedidos  a su población.

Cabe recordar que el Ministerio de Cultura ha declarado como “Patrimonio Cultural de la Nación” la Semana Santa en el Damero de Pizarro, por lo que la Municipalidad de Lima ha organizado una serie de actividades para celebrar dicha ceremonia católica.