La salud mental, la salud olvidada

Salud

Las enfermedades en cuanto a salud mental son consideradas menos importantes que aquellas que afectan de manera física. ¿Cuán fundamental es en realidad cuidarse de manera interior, así como exterior?

 

Redacción: Angela Valdivia

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental es definida como ‘’un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad’’.

A diferencia del bienestar físico, los problemas de la salud mental son invisibles, motivo por el cual en muchas ocasiones se cree que no existen.

Según un informe de la OMS (2014) se estima que cada 40 segundos una persona se quita la vida en el mundo, que viene a ser cerca de 800 mil personas por año. Mientras que en el Perú alguien intenta quitarse la vida cada 22 minutos. ¿Qué es lo que está sucediendo en nuestro país?

Profesionales

No cualquiera puede tratar pacientes que tengan problemas de salud mental. Entre los especialistas principales y con mayor conocimiento en el área se encuentran los psiquiatras y psicólogos. Un psiquiatra es un médico especializado en el diagnóstico y tratamiento de trastornos psiquiátricos. En el Perú todo psiquiatra, o médico en general, debe estar inscrito en el Colegio Médico del Perú para así poder atender a los pacientes.

Los psicólogos, por otro lado, a pesar de que también están calificados para diagnosticar y tratar trastornos psiquiátricos, no son médicos. Su intervención suele ser de manera externa. Por ejemplo, ellos emplean estrategias para el manejo y ajuste de las emociones, conductas y pensamientos. A diferencia de los psiquiatras que abordan las enfermedades desde la parte fisiológica. Estos están aptos para poder prescribir medicamentos en caso sea necesario, mientras que los psicólogos no.

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en el 2016 la población peruana ascendía a 31 millones 488 mil 625 personas. Y en todo el país solo existe 750 psiquiatras, esto quiere decir que uno por cada 40 mil personas; mientras que en cuanto a psicólogos clínicos, se cuenta con uno por cada 10 mil habitantes. Estas cifras se alejan de lo recomendando por la organización mundial de la salud (OMS), que es un psiquiatra por cada mil personas.

¿Qué es lo que más afecta?

Entre los males que afecta a más peruanos se encuentran la depresión y ansiedad. Por otro lado, a pesar de no encontrarse entre las enfermedades que más número de pacientes tiene, la esquizofrenia es un trastorno mental en el cual se pueden encontrar distintas enfermedades mentales las cuales se caracterizan por alteraciones de la personalidad, alucinaciones e incluso pérdida de contacto con la realidad.

La depresión afecta a cerca de dos millones de peruanos. Y dos de cada tres suicidios se debe a este mal. Pero más de la mitad de personas que tienen depresión, no llegan a buscar ayuda.

Entre los posibles síntomas de este mal se encuentran:

    1. Estado de ánimo irritable o bajo la mayoría de veces
    2. Exceso de sueño o dificultad para lograr conciliarlo
    3. Cambio en el apetito: aumenta o disminuye
    4. Falta de energía y cansancio continuo
    5. Sentimiento de culpa u odio hacia sí mismo
    6. Retraimiento de las actividades regulares
    7. Pensamientos suicidas

Por otro lado, la ansiedad es un trastorno mental que afecta a un millón 200 mil peruanos. Pero el término ‘ansiedad’ es bastante general; dentro de este existen distintos trastornos como los de pánico u obsesivo-compulsivo. Al igual que la esquizofrenia, mal que afecta a un estimado de 100 mil peruanos, este trastorno cuenta con diferentes tipos de clasificaciones.

  1. Esquizofrenia paranoide: es el tipo más común y entre sus síntomas se encuentran los delirios y alucinaciones con frecuencia. Asimismo, también produce delirio de persecución.
  2. Esquizofrenia catatónica: los problemas motores y físicos son sus principales manifestaciones. El paciente puede quedarse inmóvil por mucho tiempo y en otras ocasiones puede encontrarse hiperactivo y dormir muy poco.
  3. Esquizofrenia desorganizada: las personas que padecen este tipo de trastorno pueden ser incoherentes al hablar o tener reacciones extrañas en situaciones específicas.
  4. Esquizofrenia diferenciada: tal como dice el nombre ‘diferenciada’, este trastorno tiene síntomas variados de las distintas clasificaciones. Es una mezcla.
  5. Esquizofrenia residual: este nombre se le da a aquellos pacientes que han tenido episodios de esquizofrenia en el pasado, pero que ya no presentan síntomas de la enfermedad.

¿Tristeza o depresión?

Para poder responder esta pregunta, se conversó con el  psiquiatra Jaime Jiménez Hernández, quien trabaja en el Hospital Hermilio Valdizan.

¿Cuál es la diferencia exacta entre la tristeza y la depresión? Muchas veces se oye a las personas decir que están ‘’deprimidas’’ por cosas mínimas. ¿Cuál es la manera correcta de utilizar el término?
Tristeza es un sentimiento agudo momentáneo, la cual obedece a un estímulo que puede ser incluso hasta el de perder un lapicero. También por discutir con alguien o si me va mal en algo. Esos son episodios momentáneos. Depresión en cambio no es algo pasajero, sino un conjunto de síntomas que la personas experimenta comenzando por no sentirle el agrado o gusto a las cosas que hace y entonces comienza a ser apático, desganado y ya no tiene voluntad de hacer muchas cosas. Esto puede complicarse más adelante con ideas negativas sobre sí mismo  y hasta con deseos de hacerse daño a sí mismo o morir. Entonces se puede decir que la depresión es algo más profundo que la tristeza.
¿Cuáles son algunos síntomas precisos que podamos notar en alguien y llegar a la conclusión que sufre de depresión?
Primero, cambios en su estado de ánimo. Una persona que está normalmente alegre se vuelve taciturna. Segundo, sensación de no sentirle el gusto a la vida. Antes disfrutaba  hacer unas cosas y ahora nada. Tercero, tendencia a aislarse, a estar un poco más reservado, no juntarse con los demás. Cuarto, comenzar a expresar pesimismo por todo. Quinto, comenzar a decir que la vida no vale la pena, a insinuar sus deseos de no disfrutar de esta y finalmente puede haber más adelante deseos y hasta intentos suicidas.

Cifras exactas

Salud mental en el Perú by Angela Valdivia Alarcón on Scribd

Opinión de experto

El psiquiatra Jaime Jiménez Hernández responde algunas dudas respecto a la salud mental en el Perú:

Foto: Angela Valdivia

Entrevista a psiquiatra Jaime Jiménez by Angela Valdivia Alarcón on Scribd