Perú en asháninka

Cultura

En homenaje a esta etnia amazónica, el Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social (LUM) organizó un recorrido especial junto a una guía que hablaba en español y uno en asháninka.

Arlynder Gaspar es originario de una familia asháninka y es testigo de la discriminación hacia su etnia. (Foto: Gabriel Ángeles)

Redacción: Gabriel Ángeles

La ubicación de este lugar con muchas imágenes y escenas de la historia más oscura de nuestro país es tan recóndita como el conocimiento que tiene la juventud sobre ella, puesto que no la vivieron o lo que recuerdan es muy poco. Pero no hace falta saber mucho sobre el conflicto armado interno para reflexionar sobre esta época que no se debe repetir, ya que, entre otras atroces consecuencias, tuvo como resultado la muerte de miles de personas en todo el Perú.

Somos un país compuesto por diversas etnias, pero por siglos hemos excluído y olvidado a la mayoría, en especial a las que habitan en la selva. Un ejemplo es la etnia asháninka, que fue una de las que más sufrió en aquellos años. Con el fin de reivindicar a esta población, discriminada por su idioma y su vestimenta, la especialista pedagógica del LUM, Gabriela Eguren, propuso la innovadora idea de realizar un recorrido didáctico por las instalaciones del local para conocer cómo sucedieron los hechos en su lengua originaria.

Las lenguas originarias son una fuente de riqueza cultural que debemos reconocer. (Foto: Gabriel Ángeles)

“En aquellos tiempos, la discriminación era directa. No nos dejaban entrar a los lugares y respecto al comercio nos robaban. Pero desde los 90 hasta hoy en día, hemos demostrado tener los mismos derechos y valores que toda la sociedad. En el Estado peruano hay muchas leyes a favor de las comunidades nativas y también para todos”, asegura Arlynder Sett Gaspar Paulino, quien guió el recorrido hacia el público hablando en idioma asháninka. Gaspar es traductor intérprete del Ministerio de Cultura, y se especializa en la variante del valle Pichis de la lengua asháninka. “Mi función es ser más que todo, intérprete. Tengo paisanos que no dominan perfectamente el castellano”, señaló.

Las poblaciones nativas constituyen un porcentaje alto en la demografía peruana y fueron los principales afectados por los movimientos subversivos Sendero Luminoso y Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA). El Lugar de la Memoria invita a reflexionar con estas duras imágenes el modo de vida y de actuar de estas comunidades frente a estos ataques.