¿Por qué continúa la crisis en Chile?

UPC

Las manifestaciones siguen en el país vecino luego del estallido social que generó el alza las tarifas en el transporte público. 

Las protestas han dejado cerca de 19 muertos debido a los enfrentamientos entre la policía y los civiles. (Foto: Andina.pe)

 

Escribe: Andrea Duthurburu

Las grandes ciudades chilenas sobreviven a incendios, huelgas multitudinarias, saqueos y varios muertos y heridos a pesar de que el Gobierno chileno decidió anular el alza de pasajes el pasado lunes. Sin embargo, en medio del toque de queda anunciado por el Ejército, las personas, en su mayoría estudiantes, continúan protestando, ya que expresan que se sienten disconformes también con el sistema de pensiones, salud y la privatización del agua. 

Para el economista Jesús Ferreira, las protestas ocasionadas por el alza del pasaje del metro es solo el detonante de una situación que mantiene descontento a los chilenos hace muchos años, ya que el 1% de la población acumula el 33% de las riquezas de ese país. El Grupo del Banco Mundial, clasificó a Chile como uno de las diez naciones más desiguales en cuestión de ingresos en el mundo, siendo su índice Gini de 0.47. Este es un número que mide la repartición de capital dentro de un territorio, en el que 1 es cuando una sola persona concentra todo el dinero y 0 cuando hay una distribución totalmente equitativa.  

Asimismo, según la BBC, los servicios públicos chilenos son los más caros de la región, lo cual también genera descontento social. Por ello, Piñera ha anunciado una serie de cambios para eliminar el alza de un 9,2% a la tarifa de la energía eléctrica y ampliar el convenio entre el sistema público y las farmacias con el objetivo de reducir el precio de los medicamentos. “Esta es una medida paliativa, pero no soluciona el problema de fondo. Se tienen que hacer reformas estructurales que tomarán más tiempo y requieren el consenso de los políticos. Se tiene que abordar un cambio en el modelo social, sin sacrificar el modelo económico” comentó Ferreira.

Para el internacionalista Fabián Vallas, Chile siempre ha sido un ejemplo en América Latina para países como Perú o Bolivia por su estabilidad económica y política. Sin embargo, luego de esta crisis ese referente se ha caído al demostrarse que existe una nación dividida, expresó. En el territorio chileno, muchos ciudadanos piden que Piñeira renuncie y que se cree una nueva constitución, lo cual deja de lado el problema de alza de pasajes, ya que eso solo fue un detonante simbólico y todo ello recae en un riesgo para la región que encontraba en Chile a un país más desarrollado. En este terriotorio, los ciudadanos han hecho huelgas los últimos días para que se atiendan sus reclamos y el Presidente ya anunció que buscará soluciones y diálogo para salir de la crisis. Por ello, Vallas explica que los descontentos que existen en países vecinos pueden verse inspirados por estas protestas al ver que están logrando cambios con respecto a sus demandas y se puede ver reforzada la idea de usar la fuerza para conseguir objetivos políticos.