Savia, la reivindicación de la selva peruana

CulturaTeatro

Los protagonistas de la obra teatral contaron sus experiencias al representar uno de los momentos más terribles de la historia de nuestro país.

Savia muestra la poca conocida historia de la violencia contra indígenas amazónicos por parte de empresarios caucheros. (Foto: Vary H. Silva Serrot).

Redacción: Alexandra Ojeda

Escrita por Luis Alberto León y dirigida por Chela de Ferrari, llega Savia, la puesta en escena en la que tres mujeres murui –etnia amazónica peruana– buscan recuperar sus ‘cabezas’ que un viejo cauchero, ahora a punto de morir, les robó años atrás. La historia transcurre a finales del siglo XIX, en la época denominada ‘boom’ del caucho.

En el cuarto foro que el Teatro La Plaza realizó con los actores, estos detallaron cómo fue el proceso para adaptarse a sus complejos personajes. Ernesto Pimentel, moderador del debate, resaltó la importancia de la obra y de sus protagonistas. “Yo me quedo con escenas y frases muy duras, pero también con imágenes de un Perú que tiene que ver sus heridas para poder sanarlas”, expresó.

Por su parte, Leonardo Torres Vilar (Don Jesús) manifestó lo complicado que fue personificar a un cauchero cruel y sanguinario. “Fue difícil comprometerse con un personaje que ha sido un asesino, pero mi tendencia fue hacia humanizarlo y representar los lados que yo podía entender”, aseguró.

Asimismo, Alejandra Bouroncle (niña murui) enfatizó en la sensación que le deja su personaje después de cada función. “El cuerpo recuerda y se lleva todo el estrés. No puedo dormir bien, me duermo recién a las cuatro, cinco horas”, confesó.

Cindy Díaz, Evelyn Allauca y Alejandra Bouroncle (de izquierda a derecha) interpretan a las tres mujeres amazónicas que buscan recuperar su identidad que les fue arrebatada. (Foto: Vary H. Silva Serrot).

Para Cindy Díaz (María Josefa), Savia le permitió conocer de cerca las injusticias que se sufren en el país. “Esta obra me sensibilizó un poco más de mi propia gente, no solo de la selva, sino del Perú”, sentenció.

En el caso de Evelyn Allauca (mujer murui), esta se mostró agradecida con la puesta en escena al darle la oportunidad de conocerse a sí misma. “Tengo una conexión especial con Savia porque me ayudó a canalizar el dolor, propio y ajeno. Me ha dado un poco más de luz”, dijo emocionada.

Finalmente, Ricardo Velásquez (doctor de Don Jesús) hizo hincapié en la invitación que hace esta obra en una coyuntura como la actual. “El problema de la memoria es el gran problema del país y lo más bacán de Savia es que nos lleva a interpretar y a reflexionar sobre él”, aseveró.

Savia está de jueves a martes a las 8 p.m. y los domingos a las 7 p.m. en el Teatro La Plaza (Larcomar, Malecón de la Reserva 610, Miraflores).