Situación actual del medioambiente durante la cuarentena

Ecología

Panorama actual de la Costa Verde durante el estado de emergencia. Foto: Andina/ Jhonel Rodríguez Robles

La crisis sanitaria que enfrenta nuestro país ha contribuido de forma positiva en el medioambiente. La contaminación del aire se ha reducido y el ecosistema marino revive.

Escribe: Milagros Maccha

Estos últimos días, el ecosistema ha revivido en la Costa peruana, tras la ausencia de público en la zona. El aislamiento social obligatorio decretado por el presidente Martín Vizcarra, el pasado 15 de marzo, permitió la aparición de especies marinas y aves en diversas playas de Lima.

Este último sábado, las cámaras de distintos canales captaron la aparición de delfines en la playa La Herradura, en Chorrillos. Los mamíferos nadaban y jugaban a 50 metros de la orilla. Asimismo, varios usuarios de Twitter compartieron videos en los que se observa a los cetáceos saltando en el mar.

https://twitter.com/vantxtaee/status/1243926207399366658

“La naturaleza está recuperando espacios que el ser humano le había arrebatado. Por una parte, es un buen indicador de la capacidad de resiliencia que tiene la vida silvestre”, señaló José Álvarez Alonso, director general de Diversidad Biológica del Ministerio del Ambiente (Minam).

No solo el ecosistema marino revive estos días en la Costa Verde, pues la ausencia de bañistas y el poco ruido en la zona han contribuido a la aparición de aves migratorias. Las gaviotas de Franklin llegaron a las playas Agua Dulce y Sombrillas para alimentarse y evitar el invierno de Norteamérica.

Miles de aves se desplazan por la Costa Verde gracias a la ausencia de movimiento por la zona. Foto: Andina/ Jhonel Rodríguez Robles  

Los gallinazos, pelícanos y gaviotas dominicanas también pasan tiempo en las playas. Estos animales ya habitaban en el litoral peruano; sin embargo, lo que sorprende es la mayor visibilidad que tienen ahora y su cercanía a las orillas. “Normalmente estarían en los Pantanos de Villa, pero ahora están disfrutando de las playas, que es donde les gusta estar relajadas y en grandes grupos”, indicó Letty Salinas, jefa del Departamento de Ornitología del Museo de Historia Natural de la UNMSM.

Cielo limeño

No solo los seres vivos se han visto beneficiados, pues estos últimos días también se han caracterizado por la claridad del cielo en distintos distritos de Lima. Gracias a la cuarentena, se registraron bajos niveles de contaminación atmosférica. Según la cuenta oficial de Twitter del Ministerio del Ambiente, el miércoles 25 de marzo presentó el nivel más bajo de contaminantes por PM 2,5 (materia particulada), con 3 μg/m3. Dicha cifra se ubica dentro del rango máximo de las 10 μg/m3, en promedio por año, que sugiere la Organización Mundial de la Salud.

https://twitter.com/MinamPeru/status/1243653657872211970

La mejora sustancial de la calidad del aire es el resultado de la reducción de emisiones por la supresión de vehículos debido al aislamiento social obligatorio. “El cielo se ve más despejado porque hay un menor uso del parque automotor. Todo indica que la contaminación del aire ha bajado en Lima. El solo hecho de que la gente no use tanto el auto hace que el ecosistema descanse”, señaló el periodista ambiental Ramiro Escobar.

Cabe señalar que nuestra capital es contaminada por emisiones atmosféricas, por ruidos, en el agua e incluso visualmente. Por ello, sería importante que el Estado interviniera para mantener en favorable condición al medioambiente, luego de terminar con la crisis sanitaria. “La post cuarentena debería consistir en establecer políticas más sostenibles tanto en los municipios como en el Ministerio del Ambiente. Tienen que haber políticas públicas que regulen las relaciones humanas con los ecosistemas”, añadió el periodista.

En otras partes del mundo

El planeta está teniendo un respiro y los animales están recuperando áreas que inicialmente les pertenecieron. Tal es el caso de España, donde se ha visto a pavos reales caminando por las calles de Madrid con total libertad. En Italia, se ha podido observar a cisnes y peces, en el Gran Canal de Venecia, gracias a la mejora en la calidad del agua.

Por otro lado, en Japón, ciervos se han desplazado en manada por las distintas calles de la ciudad de Nara, debido a la poca presencia de personas por la zona. En Sudamérica, se repite el mismo escenario con la aparición de pumas, en Santiago de Chile, y zorros, en Colombia. Todo esto gracias a la ausencia del hombre.

https://twitter.com/shul_evolution/status/1241368470589235200

https://twitter.com/DefensaAnimal/status/1240007511597604866

https://twitter.com/jorgeheinel/status/1241810735627472898