“13 Reasons why”: Una serie con un potente mensaje para reflexionar

Cine

Para los créditos: Redacción: CELESTE CHAPOÑAN MARTÍNEZ

En marzo de este año se estrenó en Netflix:  “13 Reasons why”.  Una serie que abarca un tema delicado de la adolescencia, y una buena razón para verla es el impacto emocional que nos genera una gran sensibilización con la historia.  La serie está basada en la novela escrita por Jay Asher en 2007, la cual sería recomendable leer para poder contrastar las historias.

 

Foto: Schmoesknow

La serie narra un problema invisible en nuestra sociedad: el suicidio adolescente, narrado por la propia protagonista, Hannah Baker, quien es interpretada por Katherine Langford. La adolescente cuenta los motivos por el cual decidió morir explicado en trece cassette. El último en recibir las cintas es su amigo Clay, a través del cual se va deshilachando la historia.

 

Foto: Schmoesknow

No solo narra la historia de un suicidio adolescente, sino de violaciones, acoso sexual, acoso escolar, las relaciones amorosas, la comunicación digital, las relaciones padres-hijos, la amistad y otra serie de dificultades ambientadas en un instituto americano. Estas son mis razones para ver “13 Reasons Why”.

 

  • El Bullying: A pesar de muchas campañas que de alguna manera han ayudado darle más visibilidad, el acoso escolar sigue siendo un tema tabú.  En nuestro país hacen falta más herramientas, mayor presupuesto y más debate en la comunidad educativa para luchar contra este problema. El 40% de los casos registrados de acoso escolar,  es de maestros contra alumnos, según la INEI.
  • Una propuesta distinta:  No es la típica historia juvenil, ni tiene un final feliz. Es un relato crudo sobre varios problemas sociales que harán que te sientas identificado.
  • El acoso sexual: Este factor está muy presente en las aulas y en la calle. En la serie nos podemos dar cuenta que la víctima tiene vergüenza de hablar sobre el tema y lo que quiere es ocultar esas acciones intolerables que atentan contra su dignidad.
  • Violencia física e impunidad para el castigador.  En la serie se puede observar que las peleas, los empujones y los insultos están presentes, donde los grupos más populares tienen la autoridad de enjuiciar al más débil hasta el punto de menospreciarlos y humillarlos.
  • El suicidio existe. Aunque cada vez hay más conciencia, el acoso escolar sigue latente en colegios e institutos, y, a veces, si no se le pone freno, puede llevar a la víctima a tomar decisiones fatales. Así como se observa en la serie “13 reasons why”.
  • Las redes sociales, un nuevo vehículo para el acoso.  A pesar de las advertencias de muchos padres y educadores para informar los riesgos de las redes sociales, en la actualidad son el medio más común para acosar a alguien.  Además, las redes sociales traen consigo facilidades para hacerlo fuera del aula; la participaciòn de otros usuarios es más fácil por la sensación de impunidad que ofrecen estas herramientas.
  • Las desigualdades por raza, género o condición sexual aún existen. La serie “13 Reasons why” pone de manifiesto cómo aún sobrevive la discriminación en el entorno educativo y la falta de empatía de los jóvenes hacia lo diferente.
  • Dramas familiares.  En la serie se observa como los hijos no les tienen confianza a sus padres; no le cuentan sus problemas personales, lo que les atormentan, lo que piensas, absolutamente nada.  Los padres de Hannah tenían problemas económicos, y prefieren dar más importancia a ello que a su propia hija. De tal manera que la adolescente no puede encontrar alguien en quien refugiarse.  Estos tipos de detalles siempre pasan desapercibidos.
  • Efecto en la sociedad. En Brasil la serie tuvo un gran impacto ya que las llamadas al Centro de Valorización de la Vida aumentaron en un 100%. Esta es una organización orientada al apoyo emocional y a la prevención del suicidio. No es solo una serie, tiene un potente mensaje que te hace reflexionar.
  • Acción-reacción.  Por último, en la serie se puede dar cuenta que las personas que fueron cómplices del daño físico y psicológico ante la protagonista, son conscientes  que hicieron mal.  Se tiene que tener en cuenta  que cada una de las decisiones que toman tiene una consecuencia.