¿Cómo vive un futbolista extranjero la cuarentena?

Covid19Deportes

Foto: Radio Ovación

Diego Melián, el arquero uruguayo de Deportivo Municipal, reflexiona sobre su situación actual en nuestro país y cómo afronta el aislamiento. Además, detalla cómo trabaja la parte física

Escribe: Patricio Nuñez

Si de por sí es difícil afrontar un periodo de cuarentena, lo es más cuando se le vive en un país que no es el propio. Cuando se decretó el estado de emergencia nacional, muchos futbolistas extranjeros se quedaron en nuestro país. Algunos con su familia, otros lejos de ella. Uno de esos futbolistas extranjeros es Diego Melián, arquero del Club Deportivo Municipal y de nacionalidad uruguaya.

A sus 28 años, el fútbol peruano es su primera experiencia en el extranjero. Actualmente vive con su novia quien, según el uruguayo, ha hecho mucho más fácil esta cuarentena. No obstante, reconoce que es muy difícil asimilar que una situación así le suceda en un país nuevo para él. “Es duro asociar todo lo que está pasando: que una situación te agarre fuera de tu país, el estar encerrado, es muy complejo. Por suerte, mi novia se encuentra conmigo”.

Deportivo Municipal estaba mostrando un buen fútbol en las primeras fechas de la Liga 1; sin embargo, se desató la pandemia del COVID-19 y todo se paralizó. En cuanto al balance general del equipo, Melián señala que en las primeras seis fechas del torneo se vio un rendimiento positivo en el equipo y que el trabajo estaba dando resultados. “Logramos una solidez defensiva importante, puesto que solo recibimos cuatro goles en seis partidos. Por otra parte, mejoramos de cara en la parte ofensiva, ya que nosotros éramos un equipo que generaba bastante y no concretábamos las ocasiones. La última fecha frente a la Academia Cantolao se nos vio como un equipo más sólido en cuanto a aprovechar las situaciones ofensivas”.

Respecto al tema físico, Melián señala que los jugadores reciben a diario instrucciones tanto del preparador físico, Héctor Salcedo, como del comando técnico en general. Esto se logra a través de videollamadas programadas a los jugadores, quienes son divididos en varios grupos. Asimismo, tienen libre disposición para buscar rutinas físicas extra en línea. “Nos van indicando mediante WhatsApp los ejercicios, que son mayormente de movilidad, para no descuidar la parte física. Es una sesión diaria en la que la carga física varía, pero queda a criterio de cada uno si quiere entrenar más, siguiendo otras rutinas”.

La tecnología facilita esta compleja situación, en lo que respecta a la planificación y comunicación del comando técnico y los jugadores. No solo en la parte física, sino también la parte humana, para mantener la unión grupal. El arquero uruguayo afirma que, si bien el comando técnico no ha tocado aún el tema de la parte estratégica, muchos jugadores como él han estado viendo videos de los equipos y jugadores rivales.