Drones en el delivery: volando alto y rápido

Covid19Delivery

El delivery ya no es lo mismo de antes. La nueva modalidad de reparto a domicilio está a pasos de llegar a nuestro país: los drones, quienes llevarán nuestros pedidos a casa por los cielos.

Foto: Andina

Escribe: Rodrigo Lanatta

La nueva normalidad trae consigo una nueva realidad: los robots. La crisis del covid-19 ha reforzado la necesidad de tener una entrega sin contacto personal. Las grandes cadenas como iFood, Amazon y Rappi ya se encuentran haciendo pruebas con repartos liderados por drones (Vehículos Aéreos No Tripulados) en zonas alejadas. Tienen décadas en el mundo militar, y ahora serán nuestros repartidores a domicilio.

Debido a que son eficientes, rápidos, no tienen problema de tráfico, funcionan las 24 horas y son amigables con el ambiente, comparados con el transporte tradicional, los drones han tenido un vertiginoso crecimiento. Desde el primer permiso para que volaran en el 2006 en Estados Unidos a la invención en el 2016 de drones inteligentes, la firma consultora Mackinsey predice que los vehículos autónomos se harán cargo del 80% de las entregas en el futuro.

En el 2019, se hizo la primera entrega comercial a través de un dron en Virginia. Con Amazon lanzando “Amazon Prime Air” que permitirá entregas en un radio de 24 km, se espera un robot en la puerta de nuestras casas muy pronto. Sin embargo, UPS ya les lleva la delantera haciendo entregas con drones desde marzo del año pasado. Bajo esta línea, durante el presente año entran en rigor los lineamientos generales que regularán los vuelos de drones en todo Europa, publicados por La Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea.

En el Perú, su presencia comercial será realidad en el mediano plazo: Ransa, la empresa de logística del Grupo Romero, está creando una línea enfocada en ese tipo de entregas, teniendo en cuenta que le permitirá exactitud en la entrega en un país de tráfico caótico. Sin embargo, todavía no estamos a la velocidad de Estados Unidos o Europa, pues no existe la regulación necesaria que establezca cómo debe funcionar este tipo de transporte.

Con la pandemia actual, la necesidad de emplear drones para entregas se hará más urgente. Con lo fuerte que ha impactado al país, deberíamos ser de los más interesados en este tipo de servicio, pero ello requerirá el interés del Estado. Es necesario que trabaje juntamente con la empresa privada tomando en cuenta la experiencia comercial y regulatoria en Estados Unidos y Europa.

Si queremos volar alto, debemos ir más rápido.