Cáncer de estómago: muerte lenta

Salud

 

Redacción: Héctor Melgar y María Fernanda Varea

Hoy en día, el cáncer de estómago causa 100 mil muertes al año a nivel mundial. Paralelamente, también es la enfermedad más letal y lenta en su etapa final según estudios de la Asociación Española Contra el Cáncer. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), solo en Estados unidos en 2010, se invirtió U$S 125 mil millones para combatirla y se prevé que para el 2020, esta cifra bordearía los U$S 350 mil millones. El incremento de personas enfermas por el cáncer y gastos por su mismo tratamiento está elevando su porcentaje y en nuestro país, la situación no es ajena.

EN EL PERÚ

El 90% de pacientes llega a los hospitales con un cáncer de estómago cuando esta enfermedad es tratable si se detecta en su primera etapa y se estima que la incidencia de casos nuevos por año es de 12 por cada 100,000 habitantes y la tasa de mortalidad es de 9 por 100,000 habitantes. “Es decir que cada año se diagnostican 3,600 casos nuevos de cáncer gástrico y mueren 2,700 personas. Las pocas personas que se sanan se deben principalmente a que el 80% de los casos se diagnostica en etapas avanzadas, cuando casi no se puede hacer nada”, advirtió Javier Manrique Hinojosa, director de Promoción de la Salud, Prevención y Control Nacional del Cáncer del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN).

Es importante señalar que en nuestro país, muchas veces las personas confunden el cáncer de estómago con dolores en el abdomen. Por ello, es necesario y obligatorio asistir al oncólogo o realizarse descartes de cáncer cada año.

SÍNTOMAS

“El cáncer se presenta como una herida o una úlcera en el estómago que causa ardor, gastritis, sangrado por el recto”, advirtió Amador Salvador, oncólogo y cirujano, quien también afirmó que esta enfermedad es la segunda causa de muerte en nuestro país, cuya cifra bordea los 25.000 víctimas cada año.

Algunos factores de riesgo son los siguientes:

  • Antecedentes familiares con este cáncer
  • Alimentación inadecuada (consumo menor de verduras y frutas, principalmente)
  • Infección por Helicobacter pylori (bacteria causante de 1% a 3% de cánceres intestinales)
  • Sobrepeso
  • Adicción al tabaco
  • Elevado consumo de alcohol

PREVENCIÓN

La enfermedad está relacionada directamente con la dieta de cada persona, los alimentos que ingerimos a diario. Las personas que consumen grandes cantidades de carnes, parrillas, grasas y aceites son propensas a sufrir de esta enfermedad.

La manera ideal para prevenirlo es tener una alimentación saludable a base de ensaladas, tubérculos, menestras, carnes rojas y guisados. Asimismo es necesario realizar actividad física.

DATO

En los últimos 10 años, la enfermedad es frecuente en jóvenes y en casos muy peculiares, niños.