La normalidad polarizada: El acoso hace 30 años atrás

Acoso sexual

Si retrocedemos un tiempo atrás, encontraremos que ciertos rasgos del hostigamiento eran parte de una realidad normalizada.

 

Escribe: Angie Alegre
Follow @PS_UPC

Fue en el 2018, cuando se aprobó el decreto legislativo que incorporó el acoso sexual, el chantaje y difusión de imágenes con contenido sexual. Hasta este año, según la base de datos del Registro Nacional de Condenas, se reportaron 30 condenas por acoso. Esta problemática está puesta bajo la lupa que se ha ido arrastrando con el paso del tiempo. No obstante, si regresas hace 30 años, el hostigamiento no era un tema que tratar, ni mucho menos a defender.

En un principio, las diferentes caras del acoso estaban sesgados por la connotación que llevaba consigo. Comenzando con los piropos subidos de tono, las cuales se tomaban como algo gracioso. Mucho dependía por la manera de vestir la cual aún sigue persistiendo hasta el día de hoy. Según la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral, en el 2019, hubo más de 100 denuncias por acoso laboral. Hace 30 años atrás, pudo haber sido un chiste o el abuso de poder persistía con más intensidad.

En el ámbito familiar, se crecía con la idea de ignorar ciertos gestos o adecuarse a un estilo de vida sumiso con el fin de ‘’protegerse así mismo’’. Lamentablemente, no todos respaldaban a la mujer que pudo haber sido acosada. Asimismo, la ley no amparaba del todo a las que querían denunciar, porque era un largo calvario para poder realizarlo. Asimismo, el temor de no ser escuchada era perjudicial, porque el testimonio podría ser infravalorada desprotegiendo en su totalidad a la mujer.

¿Qué cambió?

En la actualidad, ciertos rasgos que parecían ‘’normales’’ han tomado relevancia, donde ahora muchas mujeres pueden denunciar, el proceso está lento. Sin embargo, el cambio de esa percepción sí ha ido cambiando. Actualmente vivimos en una modernidad líquida, como lo dijo el sociólogo Zygmunt Bauman, donde las ideas sólidas que tenían inculcadas nuestro padres o abuelos en el ámbito social, laboral y amoroso, han desvanecido. Ahora vivimos en un constante cambio. Entérate más en el siguiente podcast.