La nueva convivencia de las Mypes

EconomíaSociedad

FOTO: Agencia Andina

Dado el reinicio de una serie actividades económicas, la situación amerita una mayor innovación por parte de las micro y pequeñas empresas, desde el uso de redes sociales hasta el fortalecimiento de la interacción con sus clientes vía online.

Escribe: Marco Seminario

En medio de la pandemia por el covid-19, el Gobierno promulgó la reactivación de 26 actividades, correspondientes a los rubros de servicio y comercio, con el objetivo de ir “hacia una nueva convivencia”.

En este panorama, las Mypes pueden ser las más perjudicadas, debido a que los servicios solo se prestaran a domicilio y no todas tienen los medios para adherirse a esta nueva modalidad. No obstante, esto también es una razón más que suficiente para que los emprendedores elaboren estrategias para adaptarse a un mundo con nuevas reglas.

En ese sentido, Punto Seguido recopiló cuatro recomendaciones a seguir para que las Mypes puedan habituarse a una coyuntura inimaginable años atrás.

SER DIGITAL

Está de más pregonar que el internet se ha vuelto el mejor aliado para las empresas en este contexto, pero siempre es bueno recalcarlo. Por ello, Juan Carlos Ocampo, economista de la Universidad Privada del Norte, en una nota para El Comercio, recomendó usar las redes sociales tanto como para revalorizar el producto y asegurar su presencia en el mercado.

En esa línea, los servicios ligados a la venta de artículos de oficina, libros, informática y útiles escolares se verían beneficiados por la rápida difusión que tienen estos objetos por internet.

INVESTIGAR E INVESTIGAR

No todos los públicos son iguales. Esto lo tiene claro Daniel Falcón, fundador y director de Neo Consulting, pues opina que no todas las tiendas deben volcarse a la venta online, debido al tipo de cliente de cada negocio.

Por ello, él recomienda a cada emprendedor realizar un sondeo a fin de conocer las preferencias de sus compradores y poder reconocer, tanto sus medios favoritos de pago, hasta la forma en que suelen escoger sus productos. De esta forma, no solo asegurará no dar un paso en falso en materia económica, sino también le ayudará a comprender quiénes son y qué motiva a su público para futuras inversiones.

CONECTAR CON EL CLIENTE

A pesar del distanciamiento social, las redes sociales ayudan a las empresas a mantener un contacto frecuente con sus compradores. Para Ocampo, esto es una parte fundamental a fin de no perder la confianza del cliente en un futuro.

Además, él opina que tal relación ayuda a conservar una saludable gestión de cobranzas, de modo que las personas tendrán mejor disposición para establecer mejores acuerdos en los periodos de pago u otras operaciones.

REDUCIR COSTOS

El covid-19 ha llevado a que muchas personas disminuyan sus gastos, una medida que no exime a las pequeñas y medianas empresas. Falcón, en esa línea, recomienda usar todo los medios que se tenga a la mano y evitar inversiones excesivas como páginas web, que su mantenimiento es un costo elevado.

El consultor, en ese sentido, sugiere mejor el uso de herramientas gratuitas como vender por Facebook Shop o elaborar anuncios publicitarios por Canva, una aplicación para aficionados al diseño de fácil acceso y aprendizaje. En sí, invertir en lo más eficaz y necesario.

Las Mypes han sido una de las más afectadas en esta pandemia, por lo cual ahora mismo deben buscar nuevas estrategias para no quedarse atrás. Para complementar, Falcón agregó un consejo final: “Casi todos hemos vuelto a la casilla uno. Hay una oportunidad. Al igual que muchos problemas, hay problemas de salud y todo. Si lo volteamos, podemos ver que hay más oportunidades. Hay que ver que las reglas han cambiado y repensar nuestros negocios”.