La reinvención del teatro durante la emergencia sanitaria

CuarentenaCultura

Chela de Ferrari dirige Junta Extraordinaria; Mariana de Althaus, Fantasma y Araceli Campos. Nuevas creaciones actorales con lenguaje digital exploran en la cotidianidad humana en tiempos de confinamiento (Foto: Teatro La Plaza/Joinnus.com)

Los teatros están cerrados, pero la imaginación de los dramaturgos y actores no tiene limites cuando se trata de contar historias. Hoy las plataformas virtuales son los nuevos escenarios y los dispositivos electrónicos las nuevas butacas

Escribe: Rosa Maria Cabrera

Junto a Piera Del Campo, Pandemials, demostrando así que la función debe continuar. La crisis sanitaria, lejos de alejarlas del teatro, las ha impulsado a seguir creando, sobre todo en momentos tan complicados como los que vive el país y en los que el arte sigue siendo un medio de diálogo y reflexión.

Muchos debaten sobre si lo que se ve en las pantallas es teatro o no. Existen diversas opiniones sobre el tema. Sin embargo, lo que predomina en estas tres muestras artísticas es la experiencia actoral sensorial a través de la virtualidad, que mantiene unidos a los actores y al público en un mismo tiempo. Hoy más que nunca, las artes escénicas se reinventan.

“Hablando de escenarios virtuales, resulta interesante ver cómo nos aferramos a conservar algo de la esencia del teatro, es decir, su cualidad efímera, irrepetible, presente. No compartimos el espacio físico, pero sí el tiempo: los actores y el público se encuentran en un mismo tiempo. Esa cualidad presente sigue en pie. Y es quizá lo único que nos diferencia hoy del cine. Nuestra esencia teatral se impone” comenta Chela De Ferrari, dramaturga y directora del Teatro La Plaza, en un medio local.

Chela, en colaboración con profesionales de las artes escénicas como Luis Alberto León, Alejandro Clavier y Claudia Tangoa, presenta Junta extraordinaria. Un viaje al vecindario del Edificio El Porvenir, en el que personajes como Rene, Doña Luisa, Arnaldo Palomino, entre otros, representan la realidad de muchos peruanos, la del confinamiento. A través del humor y las risas se abordan temas importantes como la escucha, la comprensión, la tolerancia, los miedos, las alegrías y la vida misma.

Por otro lado, Mariana de Althaus presenta Fantasma, una de las primeras obras limeñas que se han adaptado a la nueva normalidad. La puesta en escena ahonda en las emociones que se generan durante el confinamiento. Es una exploración a la angustia, al miedo, a la tristeza, a la resistencia, entre otras sensaciones, que se producen en la cotidianidad del presente.

Esta nueva modalidad de expresión actoral a través del mundo virtual representa importantes retos para los dramaturgos y los actores, quienes deben manejar el lenguaje digital para ofrecer nuevas formas de conexión y espacios de reunión, además de contar historias.

“Es muy difícil mantener la atención de un espectador que te mira a través de una pantalla, lejísimos, y que tiene a la mano su celular, sus cosas a plena luz. Por otro lado, dirigir a la distancia es rarísimo. Lo que he hecho, para no sufrir tanto en esta experiencia, es no pretender hacer teatro. No pretendo llegar al nivel de profundidad al que aspiro en mi trabajo teatral presencial. Estoy tratando de usar los pocos recursos que tengo al máximo, y ver hasta dónde llega su capacidad expresiva, con menos expectativas” comentó Mariana De Althaus a un medio local.

Ante este nuevo escenario, ¿Cómo es el proceso de creación y de trabajo para los actores? Denise Arregi, una de las protagonistas de Fantasma, comenta para Punto Seguido que durante los tiempos de ensayo y de diálogo de la obra, pudo trabajar muy conectada con su compañera de escena Jely Reategui, a pesar de haber distracciones con la pantalla y la imagen.

Denise también menciona que se han presentado algunos desafíos durante los ensayos de Fantasma. “Actuar con Jely sin haberla visto después de muchos meses, no poder darnos un abrazo de celebración previo antes de salir a escena, no distraerte, tratar de estar con el foco en tu computadora y no en otros dispositivos tecnológicos o en las distracciones mismas del hogar, ha sido un reto”, reflexiona la actriz.

Finalmente, llega Pandemials, una obra dirigida por Araceli Campos y Piera Del Campo. Esta expresión artística online refleja que la improvisación y el juego no tienen límites. A través de un viaje al futuro, cuatro jóvenes muestran como es la vida en el 2068, la cual se traduce en fiestas vía zoom, citas en Houseparty y misas en Google Meet. Todo a través de una pantalla.

“Es bravazo poder continuar haciendo teatro a través de la virtualidad, pero es súper difícil y retante, porque, al menos, este formato Pandemials es una comedia y el timing del Zoom juega un poquito en contra, ya que las comedias tienen un ritmo muy específico. Necesitas mucha escucha, porque tienes que terminar tu texto y sigue el texto del otro. Ahí está el reto”, comenta Araceli Campos, actriz y directora de Pandemials.

Si quieres conocer un poco más sobre los proyectos del sector teatral en tiempos de crisis, no se pierda la próxima edición de Punto Seguido.

POST REVELADOR

El Teatro La Plaza viene difundiendo el trabajo que hacen los actores y actrices para cada una de sus presentaciones en el mundo virtual. En este post, La Plaza comparte un video demostrativo de lo que involucra desarrollar una puesta en escena desde casa.