¿Cómo lidiar con niños hiperactivos en casa y qué hacer para manejar el estrés en este aislamiento social?

Aislamiento

Foto: Pixabay

La cuarentena para los padres de estos pequeños puede no ser tan complicada con un buen manejo de emociones y calma.

Escribe: Piero Flores

El COVID-19 sigue tomando mayor protagonismo en nuestro país. Hoy tenemos tiempo, más del que muchos pedíamos probablemente, pero estamos encerrados en casa como muchos dicen; esto genera estrés, ansiedad o malestar, principalmente para quienes son padres y tienen niños hiperactivos. 

El psicólogo familiar Carlos Ramírez nos comenta que es importante involucrar a los niños en las tareas del hogar, no porque se tenga mayor control sobre ellos, sino que se generan otros vínculos. “Estas actividades deben ser tomadas con paciencia. Tratemos que nuestros hijos aprendan cosas básicas como ordenar la caja de juguetes, tender la cama o no dejar la ropa por cualquier lugar de la habitación. Los  cambios se verán poco a poco porque el niño sabrá que después debe ordenar. A su vez, estas actividades calman al niño porque le permite estar en un ambiente de tranquilidad.” 

Aconseja también que al tener un niño(a) con hiperactividad, es necesario tratar de establecer horarios diferentes para cada semana, ya que así los pequeños no lo van a sentir tan rutinario. También, mantenerlos activos no solo desde el aspecto físico sino mental. “El tiempo en familia es valioso y se pueden realizar juegos de mesa como ludo, monopoly, pictionary, entre otros; si es que no se tuviesen juegos de mesa he estado recomendando a algunos padres que jueguen el famoso tutti frutti, el cual hará trabajar y estimulará la rapidez mental del niño de forma divertida, además de ampliar su vocabulario”. 

Sabemos que la cuarentena afecta a muchos, por ello, la recomendación para los padres es principalmente dar calma porque siendo ellos los jefes de familia son los que deben transmitirle paz a los niños, los cuales no tienen idea alguna de lo que sucede y que de la noche a la mañana no pueden ir al colegio, al parque, vean personas con mascarillas o policías, les asusta. “Cada persona es diferente, pero como padre o madre hay que aprender a sobrellevar la situación, porque los niños también se llegan a aburrir de las llamadas de atención, gritos o castigos y la situación entre padres – hijo (a) empieza a ser un poco más complicada, con mayor razón si tiene hiperactividad”.

Ramírez afirma que, como padres también se necesita un respiro y ante lo rodeado que estamos de tecnología, se le puede dar un momento a los niños para que se entretengan, pero sin abusar. Además, para los padres: leer, hablar con su pareja, invertir en uno mismo aprendiendo algo que nos gusta y antes no teníamos tiempo es una muy buena opción para obtener cierta motivación, a su vez, que sea más llevadera está cuarentena.