Conociendo los orígenes de la organización “Lava Jato”

NacionalPolítica

"Lava Jato" es el nombre que en portugués significa lavado de autos, pero para 10 países de la región es sinónimo de una de las actividades de corrupción política y empresarial más grandes de los últimos años.

 

Redacción: Jose Ignacio Ferro Soriano

Diariamente leemos, escuchamos o vemos imágenes relacionadas a un término en portugués que ha sacudido el contexto político nacional y regional por sus vínculos con la corrupción. Lava Jato traducido al español quiere decir “lavado de autos” y hace alusión a la organización de fachada creada por Marcelo Odebrecht, propietario de la empresa constructora más grande de Brasil.

Desde marzo del 2014, La Policía Federal de Brasil comenzó a investigar a empresas de lavandería y estaciones de servicio, que funcionaban de fachada, para ganar dinero de forma ilícita. Después de dos meses, de empezar la investigación, se encontró suficientes pruebas, para acusar a los empresarios de las constructoras más importantes de aquel país, por pagar grandes cifras de dinero a funcionarios del gobierno, con el fin de ganar millonarias licitaciones. Odebrecht , Andrade Gutiérrez, OAS y Camargo correa son algunas de las 200 empresas cuestionadas.

No son pocos los analistas políticos, como Lucho Nunes, que han considerado esta actividad como uno de los actos de corrupción más grande de la historia Latinoamérica, ya que son cerca de 800 millones de dólares en sobornos y 10 los países implicados. Entre ellos el Perú.

29 millones de dólares en sobornos en el Perú

Según las investigaciones, entre el 2005 y el 2009, la empresa constructora brasileña Odebrecht, habría pagado 29 millones de dólares en sobornos en nuestro país.

El Perú es uno de los países más golpeados por este caso, ya que tres de sus ex presidentes estarían estrechamente involucrados. Se trata de Alejandro Toledo, quien ya tiene orden de captura, después de que se le otorgó 18 meses de prisión preventiva acusado por haber recibido18 millones de dólares en sobornos. El ex jefe de Estado, Alan García, está en calidad de investigado, por las presuntas irregularidades en la licitación del Tramo 1 y 2 de la Línea 1 del Metro de Lima. El último y reciente caso, de ex mandatario Ollanta Humala, quien, según las declaraciones de Marcelo Odebrecht, habría recibido 3 millones de dólares, para su campaña.

Comisión parlamentaria “Lava Jato”

Por eso, desde noviembre del 2016, el Congreso de la República aprobó la formación de una nueva comisión, que se encargaría de investigar a los políticos y funcionarios peruanos inmersos en los actos de corrupción relacionados al caso “Lava Jato”. Es muy probable que los integrantes de la comisión parlamentaría viajen a Estados Unidos y Brasil en las próximas semanas para recabar información sobre la red de corrupción diseñada por Odebrecht y otras empresas brasileras. Además, buscan esclarecer la situación jurídica de ex mandatario Alejandro Toledo.


El grupo está integrado por miembros de diferentes bancadas. Entre ellos se encuentran Jorge Castro (Frente Amplio), Gino Costa (Peruanos por el Kambio) Víctor Andrés García Belaunde (Acción Popular) Mauricio Mulder (Partido Aprista) Marisol Espinoza (Alianza por el Progreso) Rosa Bartra (FP), entre otros.

Sin embargo, el trabajo de este grupo congresal se ha visto truncado, por distintos motivos. En conversaciones con Punto Seguido, el congresista Jorge Castro, vicepresidente de la comisión, nos cuenta en qué situación se encuentran la investigaciones, tras la polémica renuncia del ex presidente de está comisión Víctor Albrecht y la reciente elección de Rosa Bartra como la nueva lideresa de este grupo, lo que ha causado descontento en algunos de sus miembros.  Castro agrega que el grupo parlamentario citará en los próximos días al expresidente Ollanta Humala y a la ex candidata presidencial, Verónika Mendoza.