¿Cuál ha sido el impacto del COVID-19 en los albergues de animales?

Animalescoronavirus
Voz animal alberga a 121 animales en Chilca. Foto: Valery Obregón
Los recursos del albergue se han visto limitados ante la falta de ingresos por la pandemia del covid-19. Foto: Valery Obregón
Debido a la pandemia, los animales del refugio ya no perciben la misma ayuda. Foto: Valery Obregón
Los canes esperan ansiosos poder salir al patio a jugar. Foto: Valery Obregón
Albergue Voz animal
Manchas perdió una oreja a causa de una pelea callejera. Foto: Valery Obregón
Los aninales son divididos dependiendo de como se llevan entre ellos. Foto: Valery Obregón
Durante la cuarentena, las adopciones de mascotas se han triplicado en el refugio. Foto: Valery Obregón
Albergue Voz animal. Foto: Valery Obregón
El albergue Animalistas de corazón lleva dos años rescatando animales. Foto: Valery Obregón
El confinamiento ha limitado la salida de los canes a los parques. Foto: Valery Obregón
Rayza fue maltratada desde cachorra, le cuesta acoplarse a sus compañeros. Foto: Valery Obregón
A estos canes les encanta tomar el sol mientras esperan la hora de la comida. Foto: Valery Obregón
La diversión ha comenzado. Los saltos y  languetazos es el juego favorito de los canes. Foto: Valery Obregón
Un amor incondicional. Julia asiste todos los días al refugio.
La falta de adopciones ha impedido a los cuidadores poder rescatar más animales. Foto: Valery Obregón

El aislamiento social obligatorio por el COVID-19 ha dificultado a diferentes albergues y sus rescatistas poder suplir con todas las necesidades de los canes y felinos. Sus cuidadores advierten que se ha disminuido la ayuda y se han paralizado las donaciones.

 

Escribe: Valery Obregón  

En Lima se estima que existen alrededor de 80 albergues independientes, ante la coyuntura por la emergencia sanitaria, los animales de estos albergues han sido las víctimas invisibles de la pandemia.

Los refugios de animales hacen una gran labor al rescatar a perros y gatos en situación de abandono, dado que muchos de estos animales llegan en condiciones deplorables. Sus rescatistas se encargan de ponerlos a buen recaudo, alimentándolos y brindándoles los cuidados necesarios, hasta que termine su proceso de recuperación para que finalmente puedan ser dados en adopción a familias responsables, que estén dispuestas a cubrir con todas las atenciones que estos animales requieren.

Víctimas indirectas del coronavirus

La pandemia del COVID-19 ha afectado la economía de muchos peruanos, como consecuencia de esto, han dejado de apoyar a los refugios que viven de las donaciones, ya que de esta manera ellos pueden garantizar el sostenimiento del establecimiento, los gastos por alimentación y los controles veterinarios.

El albergue “Voz Animal” es uno de ellos, acoge a 106 canes y 15 felinos, ubicado en Chilca. “Desde que empezó la pandemia hemos perdido varios padrinos que normalmente tenían un ahijado aquí, y aportaban una cuota mensual al albergue. Se han quedado sin trabajo, entonces obviamente han reducido la ayuda o la han cortado por completo”, expresa Anais Anaya, directora del albergue.

Por otro lado, las medidas impuestas por el Gobierno para evitar la propagación del nuevo coronavirus ha dificultado la adopción de los animales, según sostuvieron los encargados de estos espacios.

Este es el caso de Julia Canales, quien junto a sus 6 socias crearon el albergue “Animalistas de corazón” en beneficio de los canes en situación de abandono. Ella sostiene que han tenido muchos obstáculos para poder refugiar a otros animales, ya que las adopciones se han paralizado dificultando poder recibir más perros porque excederían su capacidad.

Así mismo, las especulaciones y diversos mitos que han surgido frente a la coyuntura del covid-19, sobre los animales de compañía  han influenciado en la adopción de las mascotas y/o el abandono.

“Las adopciones ahorita están bien pesadas para salir, creo que es todo por el problema de la cuarentena, del virus, la gente como que tiene miedo a adoptar porque piensan que los animalitos están transmitiéndonos el coronavirus, cosa que es falsa”, sentencia Julia.

Mientras que Caleb Espinoza, dueño del albergue “Proyecto callejero”, confirma lo dicho por Julia. Caleb resguarda a 52 perros y 20 gatos, en la provincia de  Huarochirí.  Menciona que antes de la pandemia habían más adopciones, pero hoy esa cantidad disminuyó considerablemente. “Hay cero adopciones, es más, estamos viendo ahora mismo una cara de la sociedad que antes no se veía,  personas desnaturalizadas que abandonan de manera masiva a los animalitos en las calles”.

Mientras que, para el albergue Voz Animal el panorama ha sido diferente, las adopciones de mascotas han aumentado durante el confinamiento, “Las adopciones a raíz de la pandemia han aumentado, la verdad es que han triplicado, ha ido bastante bien”, informó Anais Anaya.

¿Cómo ayudar a que estos albergues continúen con su labor rescatista?

El refugio de animales Proyecto Callejero, recibe donaciones al N° de cuenta BCP 194-35426941-0-87, los interesados pueden llamar  al 967 641 219

La asociación Voz animal cuenta con dos afiliaciones, débito automático N° de cuenta BCP 193-2222486-0-52 y el apadrinaje de un perro o gato.

El albergue Animalistas de Corazón, también requiere de apoyo su N°de cuenta BCP 194-93450780-0-25 o solo debes comunicarte al 997 677 731 para brindar alguna donación.

¿Quieres saber cómo pasan sus días los animalitos de los albergues “Voz Animal” y “Animalistas de Corazón” ?.  PUNTO SEGUIDO, tiene un video especial para ti.

Deja un comentario