Cuatro Mujeres: homenaje a la madre imperfecta

ArteCultura

Redacción: Maria Fernanda Lamus C.

La productora Página Cero presenta la obra teatral Cuatro Mujeres, dirigida por Cristhian Palomino y Ricardo Morante. El conmovedor montaje se estrenó el día viernes 4 de mayo en el Teatro Auditorio de Miraflores y tuvo su última función el 27 de mayo.

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, texto

Fuente: Facebook oficial “Cuatro Mujeres”

Un guitarrista anónimo camina cantando, desde el fondo del teatro hasta el escenario, silenciando al público que esperaba el inicio de la obra distraído. Así comienza la obra. Su presencia hila las diversas situaciones de la obra y las presencia sin juzgar. La suavidad de la guitarra acústica es el perfecto intermedio para prepararte entre cada escena: para que termines de reventar de risa o para secarte las lágrimas. “Cuatro mujeres” ofrece un poco de todo al público que está dispuesto a empatizar con los altibajos de la obra.

La obra está compuesta por tres historias de dos partes cada una. Lluvia es una chica que acaba de enterarse que va a ser mamá. Por alguna razón, se le hace imposible tenerlo. Marla en su intento de aconsejarla, la enfrenta al dilema de entregarlo en adopción. Un joven llega al parque a medianoche. Una trabajadora sexual intenta engatusarlo, pero terminará conmovida por su historia. En pleno luto por la muerte de su esposo, Morayma acepta reencontrarse con un amor del pasado. Joaquín la quiere de vuelta en su vida, pero ella se rehúsa a darse una nueva oportunidad en su vida.

En primer lugar quise homenajear a mujeres que son mamá pero no necesariamente son perfectas”, comenta Cristhian Palomino. “He tratado de retratarlas humanas totalmente en sus decisiones diarias, que pueden decidir su vida, pueden ser buenas o malas pero al final son decisiones que las hacen seres experimentados”.

La imperfección de la maternidad

Estas vidas tan diferentes se entrelazan en la banca de un parque, adecuadamente ambientado con enredaderas a lo largo del escenario y en las paredes de jardín del fondo. Un farol se enciende especialmente para las escenas nocturnas y les da el toque final cuando ilumina tímidamente desde una esquina. Asimismo, los contornos azulados de la iluminación cierran a la perfección el retrato de los personajes en las transiciones.

Cristhian Palomino, el escritor principal de la obra, contrarresta la imagen perfeccionista de la “súper mamá” que justamente nos inunda en la publicidad de mayo. Las madres de la obra son mujeres primero. Personas con interminables defectos; mujeres con su propia historia más allá de sus hijos; experiencias que, al mismo tiempo, las ayudan a desempeñar ese papel. Es justamente esa complejidad la que, a pesar de todo, las hace buenas madres. “Cuatro mujeres” nos presenta con la idea que la imperfección es lo que las hace buenas maestras en la vida.

Además, Christian Palomino está participando del especial del mes del Orgullo LGTB+ en el Microteatro Lima, con “Duelo de Reinas”, la cual estará en escena hasta el primero de Julio.