La ciencia detrás del orgasmo

SaludTendencias
Por: Alejandra Neyra 

las-tres-claves-del-orgasmo-femenino

Foto: baomoi.com

El orgasmo es el punto máximo de placer durante una relación sexual. Es una respuesta corporal ante toda una serie de estímulos que se ha recibido previo al encuentro íntimo. El organismo de todas las mujeres está en condiciones de experimentar el clímax, es más, somos multiorgásmicas. Sin embargo, muchas veces hay ciertos  factores que impiden que se logre alcanzar el tan ansiado ORGASMO y esto ocasiona gran frustración en las mujeres, lo cual  también se refleja  en los problemas de pareja.

Para la sexóloga, Adela Samalvides, existe un factor psicológico que impide a muchas mujeres disfrutar plenamente de su sexualidad. “Desde que somos niños nos enseñan que la sexualidad es algo prohibido que debe ser muy privado. Entonces ahí se crean convicciones erradas  y distorsiones acerca de los esquemas de la sexualidad”, acotó.

Sin embargo, la doctora también menciona que hay otros tres factores importantes que obstaculizan el orgasmo:

  • Falta de deseo sexual: Esta ausencia de deseo sexual no solo se presenta en las parejas casadas, sino también, en la etapa del enamoramiento. “Hay parejas que desde antes del matrimonio ya experimentan esta falta de deseo sexual, tienen una incapacidad para erotizarse”, explica.
  • Anorgasmia: Es la incapacidad de algunas mujeres para lograr el orgasmo. Se da por la falta de conocimiento del cuerpo.
  • El dolor: Al no lograr la excitación para el encuentro sexual, durante el coito se experimentará sensaciones de dolor y el orgasmo será imposible de alcanzar.

Mientras los hombres están preparados en cuestión de segundos para el coito, las mujeres necesitamos más tiempo para llegar a la excitación. Ellos logran la eyaculación y el orgasmo entre los cinco y diez minutos de iniciada la relación sexual. En ese tiempo, las mujeres recién  se están excitando, pues necesitan más tiempo para la estimulación clitoriana y poder alcanzar el placer. “Las mujeres tienen sentimientos, tienen romanticismo; entonces, necesitan un tiempo mucho más prolongado. En ese momento, entran las caricias y se da el inicio del deseo sexual; a diferencia de un hombre, ellos muchas veces, con solo mirarte ya pueden tener una erección y es ahí donde ya se encuentran preparados para el coito, mientras que la mujer aún no está preparada. En ese caso, es donde viene la incomodidad, el dolor, ardor, etc.”, explica Samalvides.

pareja.jpg

Foto:saatvamattress.com

Para ello, existen algunos tips que nos pueden ayudar a alcanzar el anhelado orgasmo.

  • Autoestima: Es muy importante poseer una buena autoestima, quererse y aceptarse tal y como uno es, para que de esa forma podamos desinhibirnos y disfrutar plenamente de nuestra sexualidad. “Si tengo un buen auto concepto puedo darme la facilidad de poder disfrutarme y por tanto disfrutar con otro. Me permite tener calidad de amor, calidad de vida sexual”, señala la sexóloga.
  • Confianza en pareja: La comunicación es muy importante para expresar que es lo que se desea durante el encuentro sexual. “No hay que suponer que nuestras parejas son adivinos, nosotras tenemos que decirles que es lo que nos gusta y que no. De esa forma, ellos pueden saber qué es lo que nos da placer y ayudarnos a disfrutar plenamente de ese momento”, explicó.
  • Propio conocimiento del cuerpo (masturbación): El orgasmo no se produce de manera vaginal, se produce en el clítoris; muchas veces las mujeres no lo identifican porque son muy pequeños, muy cortos o muy rápidos, y es parte de la falta de conocimiento. La masturbación ayuda a las mujeres a autoexplorarse. “La masturbación nos permite conocer las zonas erógenas de nuestro cuerpo”, explicó Samalvides. De esa forma, podemos guiar a nuestras parejas durante la relación sexual.
  • Permitirse la fantasía sexual: La imaginación juega un rol muy importante en el sexo. Por este medio podemos ayudarnos en la excitación.