Marcados por el color de piel: George Floyd, la última víctima del abuso policial en Estados Unidos

InternacionalSociedad

El ciudadano afroamericano perdió la vida en manos de un policía, quien se arrodilló encima de su cuello y sujetándolo contra el pavimento hasta que dejó de respirar, esto sucedió en el Estado de Minnesota, Minneapolis. // Foto: Anadolu Agency 

Escribe: Silvia Rafael 

George Floyd, un hombre afroamericano de 46 años fue asesinado este último 26 de mayo en manos del policía Derek Chauvin, mientras otros tres agentes observaban la situación y evitaban que la gente se acercara. Entre ellos, Tou Thao, quien se le puede observar restringiendo el paso a la escena.

La víctima fue acusada de intentar realizar fraude mediante un cheque sin fondos del valor de $42 dólares en el minimarket de “Cup Foods”. El manager de la tienda fue el encargado de llamar a la policía.

George Floyd fue retirado de su auto una vez los policías se encontraron en el lugar para luego, ser arrestado. Poco sabría que, luego de unos minutos, arrebatarían su vida. Las últimas palabras captadas en video por la víctima fueron:

“Me duele el cuello… agua, por favor. Por favor, por favor. No puedo respirar, agente, no puedo respirar”.

En las investigaciones, los agentes policiales afirmaron que el acusado presentó resistencia al arresto y parecía haber hecho uso de sustancia ilícitas. Asimismo, testificaron que Floyd falleció una vez fue llevado en la ambulancia por “dificultades médicas”, pero en el video grabado por testigos, se visualiza que es levantado del suelo sin señales de vida. Cámaras de seguridad aledañas a la tienda grabaron el momento de la detención, donde no se observa ninguna de las acusaciones mencionadas por los policías.

Testigos en la escena también afirman que la víctima no mostró resistencia a su arresto. Donald Williams, uno de los presentes en el momento del asesinato declaró que mientras Floyd rogaba por respirar, él habló con los policías: “oficial, él no se resiste al arresto, tienes tu rodilla sobre él y tiene esposas, está detenido en este momento”.

Los cuatro policías involucrados en la muerte de George Floyd han sido despedidos y retirados de sus puestos. Asimismo, el FBI afirma que se realizaran investigaciones sobre el caso.

Lo que sabemos…

Derek Chauvin

Agente policial de 44 años, ya había sido acusado anteriormente por abuzo de fuerza. Los registros del departamento policial muestran que ha estado involucrado en varios tiroteos relacionados con la policía durante su carrera.

En 2008, Chauvin disparó e hirió a Ira Latrell Toles durante una llamada de agresión doméstica. Según un artículo de 2011 de Pioneer Press, Chauvin y otros oficiales se presentaron en un departamento en el sur de Minneapolis. El sospechoso cogió el arma de un oficial y Chauvin le disparó en el abdomen.

El oficial ya tenía 18 quejas anteriormente presentadas en su contra en Asuntos Internos del Departamento de Policía de Minneapolis.

El oficial fue resguardado por el cuerpo policial en las afueras de su casa.  Sin embargo, este viernes fue detenido y acusado de cometer asesinato de tercer grado y homicidio involuntario. Asimismo, su esposa ha pedido el divorcio afirmando que se encuentra muy afectada por el fallecimiento de George Floyd.

Tou Thao

En 2017, Lamar Ferguson demandó a Thao y otro oficial, Robert Thunder, por uso excesivo de la fuerza. Según la demanda, Ferguson y una mujer embarazada de ocho meses caminaban a casa cuando los agentes los detuvieron y registraron sin motivo alguno. Según las acusaciones, los oficiales esposaron a Ferguson, y Thao lo arrojó al suelo para posteriormente, golpearlo. El arrestado tuvo que ser llevado al hospital.

El agente policial declaró que golpeó a Ferguson después de que una sus manos se haya deslizado de las esposas. El caso se solucionó con un trato de $25.ooo dólares.

Thao también obtuvo seis quejas ante asuntos internos, una de las cuales aún estaba en investigación.

Manifestaciones en Minneapolis

Este asesinato ha causado gran indignación a nivel mundial, teniendo como consecuencia, grandes disturbios en las calles de Minneapolis. Las manifestaciones comenzaron el mismo día de la viralización del video y continúan hasta el día de hoy, viernes 29 de mayo.

El día jueves, los manifestantes incendiaron la estación de policías de Minneapolis, exigían el arresto de los cuatro oficiales involucrados en el asesinato de George Floyd. Los oficiales observaron el acto desde la distancia de dos cuadras, pero no intervinieron. Los bomberos apagaron otros incendios provocados, pero no se acercaron a la estación de policía. Durante estas manifestaciones se han producido saqueos, incendios, grafitis y actos de vandalismo, exigiendo que se respete la vida de los afroamericanos y recordando a otras víctimas que también fueron asesinados sin motivo en manos de policías.

Las protestas se han expandido a otros Estados en Norteamérica y Trump, no demoró en amenazar a los manifestantes.

“No puedo quedarme aquí y ver que esto suceda en una gran ciudad estadounidense, Minneapolis. Una falta total de liderazgo. O es que, el muy débil alcalde de la izquierda radical, Jacob Frey, actúa juntos y controla la ciudad, o enviaré a la Guardia Nacional y haré el trabajo bien …”

“… Estos matones están deshonrando la memoria de George Floyd, y no dejaré que eso suceda. Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le dije que el ejército está con él todo el tiempo. Cualquier dificultad y asumiremos el control, pero cuando comience el saqueo, comenzará el tiroteo. ¡Gracias!”

La palabra “thugs” tiene contexto racial en los Estados Unidos, puesto que, se utiliza bastante para segmentar el perfil racial de personas afroamericanas, supuestamente, vinculadas en actos delictivos.

Twitter ocultó el contenido por glorificar la violencia. Donald Trump afirmó nuevamente en su red social que “Twiter no está haciendo nada sobre todas las mentiras y propaganda de China o del Partido Demócrata de Izquierda Radical”, afirmando que los republicanos y conservadores han sido blancos de esta.