Paro agrario: todo sobre la protesta que puede dejar al país sin alimento

PeriodismoSociedad

A poco de cumplirse un mes del paro agrario, analizamos los avances en el dialogo entre el gobierno y los agricultores.

Escribe: Bryan Cadenas

El pasado 13 de mayo, desde las altas horas de la madrugada, agricultores de todas las partes del Perú se preparaban para acatar el gran paro agrario nacional. Las regiones de Puno, Cusco, Piura y San Martín amanecieron con carreteras bloqueadas; mientras que en otras regiones como en Lima, cientos se juntaban para marchar en las calles.

En Lima, agricultores partieron de la Plaza Dos de Mayo y recorrieron las principales avenidas del centro histórico, hasta llegar a la Plaza San Martín donde se culminó esta gran jornada con un mitin y con el pronunciamiento de gremios urbanos, congresistas de la república y dirigentes de todos los grupos agrarios del país.

¿Qué buscaban?

Llamar la atención del gobierno para que comenzara una etapa de diálogo a favor de todas las familias que se dedican al agro nacional (agricultura y ganadería). Su plan de concertación con el gobierno se basa en 15 puntos. Pero los principales son los siguientes:

  • La creación de una mesa de diálogo vinculante y de cumplimiento, entre el Minagri, la Junta Nacional de Usuarios y Conveagro.
  • La Implementación de la Ley de la Agricultura Familiar (AF), que permite usar el 10% del presupuesto de los gobiernos regionales y locales para invertir en la agricultura.
  • Establecer los niveles arancelarios ad valorem y la franja de precios para mejorar los precios de los productos agrarios; que se promueva la compra de productos peruanos por parte de los programas sociales.
  • Que se inyecte capital al Banco Agrario.

Según los agricultores, la pésima gestión del MINAGRI – Ministerio de Agricultura y Riego, el organismo encargado de velar por el progreso del agro nacional y los casos de corrupción, han condenado a todas las familias que se dedican a la agricultura a pobreza y abandono. Medidas como las importaciones de productos del extranjero a muy bajo costo y las dificultades que aquejan a los pequeños productores para competir contra las grandes empresas, no permiten que el trabajo de la tierra sea rentable para los campesinos.

La gran protesta del 13 de mayo en todo el país se dio en busca de diálogo con el Gobierno y no confrontación. Para esto, los gremios agrarios dieron un plazo de 60 días para medir resultados. De ser estos desfavorables se procederá a un paro agrario nacional indefinido que provocaría una escasez de alimentos en todas las regiones. Principal afectada: la costa.

Para evitar este desenlace, el 22 de mayo el gobierno atendió el requerimiento de instalar una mesa de dialogo multisectorial. En esta participaron los lideres de los gremios agrarios, el premier Salvador del Solar y la Ministra de Agricultura y Riego, Fabiola Muñoz se hicieron presentes y discutieron los cambios planteados por los agricultores. Muñoz mostró su interés por reestructurar el Minagri y al final de la jornada se hizo oficial la creación de la mesa de dialogo, así como 5 mesas técnicas para tratar todas las demandas.

El plazo de 60 días aún está en pie y está en manos de estas mesas creadas llegar a consensos para evitar consecuencias para todos los peruanos.