Sebastián Alarcón sale en busca de talentos

Deportes

Sebastián Alarcón, el recordado campeón del Mundial de Tablas en el 2014, se convierte ahora en cazador de talentos de jóvenes promesas del surf.

El 2016 el surf fue aprobado como deporte olímpico para las Olimpiadas de Tokio 2020 y se sabe que en el Perú contamos con excelentes talentos en este deporte. Sebastián Alarcón ganó su última medalla el año 2010 en el Tour Latinoamericano. Según el Diario El Comercio, Alarcón ocupó podio del primer lugar en el Mundial de tablas el 2014, subcampeón nacional Open 2016, campeón nacional Open 2003, 2004, 2005, 2007, campeón Latinoamericano 2010. Además, ganó la liga más importante del surf mundial de élite en el WSL en San Bartolo el 2010, campeón mundial ISA por equipos en el 2014, seleccionado nacional por 17 años consecutivos, entre otros logros no menos importantes.

 

Redacción: María Fernanda Velasco Woll

 

Sebastián Alarcón

Alarcón tabla desde hace 28 años y compite hace 22. Rebelde pero bien disciplinado con el mar Sebastián ahora esta full con el tema de coaching.

Desde el 2009 viene haciendo entrenamientos de alta competencia, ha sido entrenador de la selección junior dos veces en el 2009 y 2013 y ya en esa época se perfilaba bastante con el cambio de ser competidor a entrenador.

Yo he competido desde los 7 años hasta los 31 sin parar, es una gran parte de mi vida, son como 24 años que he competido y sigo e competencia”, agrega

Ha entrenado con deportistas nacionales durante años, entre ellos: Miguel Tudela y Cristóbal de Col que es campeón mundial junior. Además, ha entrenado hace cinco años a Melanie Giunta, quién ha sido campeona del mundo por el equipo nacional, ganó junto a ella el campeonato mundial en Costa Rica el 2016 y está en el top 50 de las mejores tablistas.

En la actualidad, el Perú y el surf mantienen una buena relación dentro de la sociedad peruana. El surf ha traído varios triunfos al país durante todo el tiempo que se incluía y era considerado como deporte nacional. Dentro de estos triunfos existen dos títulos mundiales. Se sabe que el surf dejó de ser un deporte de élite a formar parte del corazón de muchos peruanos y poder apreciarlo en periódicos, radio como el infaltable reporte diario del mar de Radio Doble Nueve y varias entrevistas por televisión como en el programa Perú Surf, CMD, Movistar TV, entre otros medios y/o clubes interesados por el deporte del surf.

PROGRAMA DE ALTA COMPETENCIA EN EL REGATAS LIMA

Asimismo, el Club Regatas Lima es uno de los pocos interesados por difundir y hacer crecer este talento formando jóvenes que destaquen olímpicamente. Es por ello que desde este año el Regatas va a comenzar con un programa de alta competencia para formar atletas y prepararlos a nivel nacional e internacional.

Se convocaron varios profesionales en el deporte del surf, pero el que más destacó fue el reconocido surfista y medallista Sebastián Alarcón, quien desde febrero de este año se ha unido a las filas del Club Regatas Lima para cumplir con los objetivos deportivos.

Al momento, Sebastián está corriendo los tours nacionales y los campeonatos en Perú. Pero el tema en manera profesional ya lo dejó de lado y hora se enfoca al 100% a lo que es el coaching.

Tiene un grupo de chicos entre 12, 14 y 15 años de los que viene trabajando desde febrero del 2016. Su pasión es entrenarlos y disfrutar de cada uno de sus logros, por ellos, Alarcón transmite esas energías que lo llevaron a ser campeón mundial todos los días desde su primera clase. Él explica que el surf tiene varias etapas distintas, una de ellas es la competencia en surf, pero también se cuenta con un preparador físico, nutricionista y un psicólogo deportivo.

El tema de pertenecer al equipo va incluir bastantes cosas y fuera del talento que pueda tener cada tablista es bastante el tema de la dedicación y el compromiso para competir por el club. Es así que además de buscar chicos que corran bien, busca chicos que estén comprometidos y quieran recibir este apoyo. Esta iniciativa va a tener un equipo principal y un pre equipo donde solo dos equipos estarán trabajando todo el tiempo para tener piezas de recambio cada año y tener una especie de circuito interno donde los chicos que hayan entrenado durante el año tengan una opción para subir al equipo principal.